Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija

Política

Para empresarios mineros el problema son los intendentes ignorantes y mentirosos

Culpan a los políticos de la desconfianza y falta de consenso social.

Los proyectos mineros en Catamarca siempre provocaron polémica por su fuerte rechazo social, a pesar de los mil beneficios que los interesados aseguran que traerían a las localidades involucradas. Sin embargo, en esta ocasión el conflicto al que se enfrentan no es con la comunidad sino con los propios políticos. En esa línea, un empresario minero salió a cruzar a los intendentes y aseguró que, muchas veces, los políticos dicen mentiras, fruto de la desinformación, y alimentan el rechazo de los habitantes.

Así lo dio a entender Luis Manuel Alvarez, quien señaló que el principal problema del sector minero es que la política se meta en sus asuntos. “El problema para nosotros es cuando se mete la política en los proyectos, de esto no tenemos ninguna duda. No hay problemas de contaminación, no hay problemas de ninguna naturaleza, pero cuando la política se mete en los proyectos y empieza a agarrar el tema minero para decir estoy a favor, estoy en contra y empezar a tironear, ahí vienen los problemas”, señaló, exponiendo la que sería al realidad.

“¿Por qué se meten? Es el único sector que le da prensa a los políticos, porque cualquiera dice cualquier cosa y los medios masivos de comunicación, en general, toman eso y lo replican”, añadió. Como ejemplo “concreto y puntual” citó al Intendente de Antofagasta de la Sierra, quien advirtió que dicha localidad se quedaría sin agua como consecuencia de los proyectos de litio que se desarrollan allí.

“Usted, habitante de la zona, si te esta hablando el Intendente, lo va a escuchar. Todo el mundo sabe que no es cierto porque Antofagasta se abastece de una cuenca distinta a la del Rió Los Patos. Pero fíjese el daño que están haciendo. ¿Cómo se revierte?”, explicó Además, señaló que detrás de esta cuestión se encuentra el juego político entre partidos, para desacreditarse, uno al que él asegura no querer inmiscuirse como empresario minero.

Ante este escenario, Alvarez propone un “trabajo conjunto entre el sector minero, osea las empresas por su puesto, que permanentemente tienen que aclarar esto y clarificarlo; el Estado a través de la Secretaria de Minería y los medios masivos de comunicación”. Sobre este último actor, añadió que “lo único que tiene que hacer, y es muy sencillo, es chequear la información. Algo que es crucial y es fácil de chequear. No puede haber dos verdades, o miento yo o miente el Intendente”. De esta forma, los proyectos mineros continúan envueltos en disputas y los empresarios culpan a la política por la falta de consenso social, una condición básica requerida por la justicia.