Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija

Política

Agua Rica: Vicente Saadi se opuso, Lucía Corpacci Saadi a favor ¿qué cambió 50 años después?

Desafortunadas expresiones del presidente de la CAEM

En una reunión entre empresarios y políticos de la minería y miembros de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM), representantes de Catamarca vinculados a la minería, dieron el presente, y se contó con la presencia de la actual gobernadora, Lucía Corpacci, que asumirá como diputada, el gobernador electo, Raúl Jalil, el secretario de Minería Rodolfo Micone, Ángel Mercado, esposo de la gobernadora y parte de YMAD, y Daniel Barro, también perteneciente a YMAD.

El presidente de la CAEM, Alberto Carlocchia, dijo que “Agua Rica traerá inversiones millonarias nunca vistas”. Esto puede ser entendido como una exageración más, aparte de una expresión desafortunada. Una vez más, las autoridades de la minería generan malestar en la comunidad donde se encuentra el yacimiento, que sienten que se enteran por los diarios lo que otros pretenden hacer con sus recursos.

 Esta angustia viene arrastrando décadas. La sensación amarga que dejó Bajo la Alumbrera no es casualidad. Hay un problema de comunicación, por temor a la reacción del pueblo, que lleva a judicializar el proyecto Agua Rica cada vez que se intenta ponerlo en marcha. Estas declaraciones y acciones están asentadas en la falsa confianza relacionada con la posición política a nivel nacional y provincial, a partir de los últimos resultados electorales.

Por otro lado, lo único que le interesa a la empresa internacional Yamana es vender y hacer negocio en la bolsa. Sin embargo, no preveen que de este modo no es como Andalgalá cedería. No se dialoga con la comunidad, ni se explican aspectos centrales relacionados con el medio ambiente, en particular en el tema del agua. Yamana no habla de Andalgalá, ese tema se lo deja a Minera Alumbrera a la Provincia. Arrastran una historia de mentiras e incumplimiento de promesas, hechas por ex referentes que ya no están en la empresa, y una metodología violenta, como la conformación de un grupo de choque para contrarrestar la expresión ambientalista.

También, hay que tener en cuenta que es contradictorio lo que sucede con la Familia Saadi. Vicente se opuso al proyecto Mi Vida (hoy Agua Rica) en 1972, contra la Citi-Service y ahora su sobrina Lucía Corpacci Saadi entrega el yacimiento por nada. ¿Dónde está la diferencia después de 47 años?