Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija

Política

Tras ser abandonada a su suerte, la mujer catamarqueña de la pierna infectada ya está en La Rioja

Nadie se hizo cargo de su problema y tuvo que irse hasta otra provincia.

Hace días desde El Aconquija se informó sobre una mujer que fue abandonada a su suerte, con una pierna infectada. El caso tomo conocimiento público y la solidaridad se hizo presente. En esta oportunidad, una pareja de Tinogasta, ella de apellido Almendra y él Ramirez, se hizo cargo de conseguir pasajes para la mujer que debía trasladarse a La Rioja para recibir la asistencia médica que necesita.

La mujer tiene una pierna que necesita ser amputada, y afirma que sufrió mala praxis en una operación previa. En Catamarca le negaron la amputación y no recibió ninguna respuesta del servicio médico, ni del gobierno. La única alternativa posible era trasladarse a otro lugar, pero no contaba con los medios necesarios para hacerlo. Las palabras de agradecimiento para quienes colaboraron no alcanzan

El Dr. Celin Quintar colaboró con la gestión para que la mujer pueda llegar a La Rioja, y el Dr. Ivan Ruiz fue quién asistió a la mujer y se hizo cargo de ella. La incógnita recae sobre los doctores de Catamarca, sobre el Colegio Médico, y sobre los demás responsables de que este caso se haya desenlazado de esta forma. Este desenlace fue en tanto milagroso, porque Alejandra quedó a las buenas de Dios, abandonada a su suerte, por las personas de Catamarca.

El juramento hipocrático no fue aplicado en este caso, fue más bien obviado. “Me comprometo solemnemente a consagrar mi vida al servicio de la humanidad” fueron meras palabras. También está la poca participación de la Dra. Claudio Paladino, la nueva ministra de Salud de la provincia, de la intendente de Fiambalá, Roxana Paulón, que tuvo el dinero necesario para hacer festejos pero no para auxiliar a la mujer, del jefe comunal, y demás. Cabe destacar que el Dr. Figueroa Castellanos también tuvo un montón de casos en el interior sin resolver. Deja su cargo con un sistema sanitario deficiente por donde se lo mire, pero fue premiado asumiendo como legislador provincial.  

La situación es lamentable para la mujer. Esperemos que ahora mejore su vida y ya no quiera tomar decisiones drásticas. Agradecemos la solidaridad de nuestro lectores y los invitamos a seguir involucrados como personas altruistas y de bien para una comunidad, y el continuo reproche a quienes viven de nuestros impuestos, en la comodidad que da hacer ojos ciego y oídos sordos ante los llamados del pueblo.