Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija

Espectáculos

Lamothe se descargó contra el macrismo

Su familia tuvo un año difícil.

Esteban Lamothe se descargó contra el macrismo. El actor contó que su familia la pasó muy mal los últimos 4 años. Algunos se quedaron sin trabajo. Habló de las expectativas que tiene con el gobierno de Alberto Fernández, pero recalcó que seguirá siendo crítico. También contó qué hacía antes de ser famoso. El actor se ganaba la vida recolectando basura.

Según informó El Intransigente, Lamothe estaba enfurecido con el gobierno de Mauricio Macri. “Tengo mucha esperanza sobre el gobierno de Fernández, estoy muy esperanzado y me gustan todas las decisiones que tomó hasta ahora. Apoyo a este gobierno, pero voy a ser crítico porque me parece la mejor forma de construir algo a largo plazo y que no pase lo de los últimos cuatro años que, para mí, fue un desastre. Entonces, para eso hay que conciliar”, dijo sobre Fernández.

“Y siento, según las imágenes, que Macri y Fernández están teniendo una transición pacífica y está bueno que en este país pase eso. Eso me da esperanza, por la paz”, sostuvo y remarcó que fue duro observar como varios de sus conocidos estaban siendo afectados por la crisis económica. Por tal motivo, sostuvo que apoya el mandato de la fórmula Fernández-Fernández.

Luego siguió diciendo: “Antes podía ahorrar y en estos años no pude. Pero soy un agradecido porque tengo trabajo, pero también vi como se derrumbaba todo alrededor, mi familia se quedaba sin trabajo y en la calle la gente se precarizó”, dijo. “Hay poca gente con mucha plata, el capitalismo salvaje”, indicó. Recordemos que en alguna oportunidad el actor contó cómo se tenía que ganar la vida antes de ser reconocido.

“Trabajé como revolvedor de basura. Era una empresa que hacía eso para ver qué cosas consumía la gente, después la prohibieron, obviamente. Juntaba basura en barrios chetos, tipo San Isidro, y otros más humildes. Era una empresa pagada por grandes marcas. Lo hacían porque en los residuos está todo: lo que consumís, lo que te gusta, hasta los juegos sexuales”, manifestó el actor. “Era un trabajo bastante bueno, en realidad: trabajábamos pocas horas, éramos como ‘basureros VIP’, más chetos. Lo que no me voy a olvidar nunca es el olor a pollo podrido, es heavy”.