Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Jesus es gay en una película
Fuente: Netflix

Espectáculos

Jesucristo es gay en una película y 2 millones quieren eliminarla

El estreno de Netflix causó polémica.

La película en la que Jesucristo es gay indignó a varios. Fueron 2 millones las personas que firmaron una petición para pedir la eliminación del film de Netflix. “La primera tentación de Cristo” es una película realizada por un canal de comedia de YouTube, Porta Dos Fundos, que ya había generado polémica con su corto “La última curda”. Brasil es un país donde el cristianismo es muy fuerte, incluso un conocido político católico opinó sobre el tema.

La sinopsis dice: “Jesús cumple 30 años y trae un invitado especial para conocer a su familia, pero la fiesta tiene otras sorpresas. Un especial navideño que solo podía hacerse por la puerta de atrás. La primera tentación de Cristo se estrena el 3 de diciembre, solo en Netflix”. Si bien se estrenó a principios de mes, recién ahora la noticia logró trascender y recorrer el mundo.

Según informó El Intransigente, al enterarse, los sectores religiosos y conservadores estallaron de furia. Por eso comenzaron una campaña en contra del gigante de streaming y de la sátira debido a que “afronta los valores cristianos”. Incluso el propio hijo del presidente Jair Bolsonaro (conocido por su homofobia), Eduardo, diputado por Sao Paulo, se manifestó en contra a través de sus redes sociales.

En su cuenta oficial de Twitter escribió: “@NetflixBrasil acaba de lanzar un “Especial de Navidad” donde Jesucristo (@gduvivier) es gay y tiene relaciones con @FabioPorchat además de negarse a predicar la palabra de Dios. Estamos a favor de la libertad de expresión, pero ¿vale la pena atacar la fe del 86% de la población? Es el reflejo”.

Cabe señalar que no es la primera vez que se pone en discusión este tipo de situaciones. A principios de este año, el mandatario del país vecino pretendía retirar el patrocinio de varias películas por tratar temáticas homosexuales, cosa que no debería sorprender si tenemos en cuenta que se denominó a sí mismo como un “homófobo orgulloso de serlo”. Sin embargo, su decisión fue anulada por un tribunal federal.