Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija

Política

Gobierno ausente: Vecinos se autoconvocan y construyen una defensa contra el río

Los vecinos se autoconvocaron para limpiar el rio,

En el año 2014, en Catamarca se produjeron dos aludes que fueron una verdadera tragedia para la provincia. Uno ocurrió en la localidad de Sijan y el otro en la localidad de El Rodeo. El 23 de enero es una fecha marcada a fuego para los habitantes de estas localidades, por los grandes destrozos y el fallecimiento de 14 personas.Muchos quedaron sin viviendas y, además, desaparició una adolescente.

Las familias del barrio los Castro en El Rodeo se autoconvocaron para trabajar en uno de las tomas del Río Ambato. El estado se encuentra ausente desde el 2014 cuando, la gobernadora de ese entonces Lucia Corpacci acompañada de Octavio Gutierrez, les entregaron terrenos donde les construirían sus nuevos hogares afectados por el alud. Las viviendas nunca fueron construidas y los terrenos donde se las harían se pusieron en venta al año de ese acontecimiento.

La noticia es que los propios vecinos de El Rodeo, frente a la ausencia del estado provincial, tuvieron que autoconvocarse para trabajar sobre un control frente a las crecidas del río. Esto es peligroso ya que debe estar supervisado por un ingeniero especialista en el tema, pero ante la falta de presencia del Estado, los vecinos decidieron tomar sus propias acciones.

Cada vez que llueve, los vecinos de la localidad de El Recreo se afligen y sienten temor por volver a perder lo que tienen. El gobierno, en ese entonces, instaló unas alarmas tempranas que detectan crecidas anormales del rió. Llegado al caso, se supone que en 45 minutos la zona estaría evacuada, siendo esto mentira ya que, en algunos casos, las personas no están enteradas de la situación. Además, no hubo los suficientes simulacros de evacuación para que el plan sea exitoso.

Desde El Aconquija pudimos acceder a las imágenes que nos mandaron los vecinos organizados para la tarea. En las mismas, podemos verlos limpiando el río y juntando algunas piedras, o lo que tengan al alcance para sentirse protegidos y no tan expuestos a un desastre natural como el que ocurrió hace algunos años.