Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija

Política

El fenómeno Mendoza afectó al proyecto minero de Agua Rica en Catamarca

El funcionario hizo desafortunadas declaraciones sobre la minería.

El fenómeno que ocurrió en Mendoza en rechazo a la minería, repercutió en todo el país y sensibilizó al departamento de Andalgalá, en donde está el proyecto de Agua Rica. Tal es así que generó un silencio de las autoridades que llamó mucho la atención. A ese silencio se le suma la asunción del nuevo fiscal de Estado, Marcos Denett. El nuevo fiscal es familiar del gobernador de la provincia de Catamarca, Raúl Jalil, y fue secretario de seguridad durante la gestión de Lucía Corpacci.

El flamante fiscal de Estado, Marcos Denett, realizó una serie de declaraciones poco afortunadas si se tiene en cuenta el contexto y momento nacional que se está viviendo. En pleno auge de la situación de Mendoza, Denett se mostró a favor de la minería responsable. Es decir, habló de un tema sensible que en este momento causa rechazo en los andalgalenses, empeorando la imagen de sus mandatarios.

En Mendoza quedó claro que se necesita la licencia social para avanzar con este tipo de proyectos mineros. De esta forma, el Fiscal de Estado no es quien tiene que hacer un trabajo de promoción sino que tiene que responder a los intereses del pueblo y no del gobierno. Denett tendría que haber insistido en hacer valer la resolución de la Corte Suprema de la Nación que habla de garantizar la participación social y que ningún proyecto minero puede ponerse en marcha sin la autorización de la población.

Lo único que hizo Marcos Denett fue un lobby minero, dejando de lado antecedentes e instrumentos importantes en términos de la licencia social marcado por la Corte Suprema de Justicia, en este sentido se puede decir que perdió impulso del proyecto de Agua Rica frente a las desafortunadas declaraciones.

Como bien habíamos establecido en El Aconquija, el atraso en Andalgalá y la decadencia de la ciudad es algo notable. Durante los últimos ocho años de la gestión de Alejandro Páez, quien llego al gobierno de la mano de Proyecto Sur de Pino Solanas y quien hoy es diputado provincial de Juntos por el Cambio, se utilizaron en destinos inciertos al dinero que recibía el municipio en concepto de regalías mineras. Antes de Páez estuvo José Eduardo Perea, quien tampoco pudo convencer a la sociedad de los fondos mineros y tiene varias denuncias por sus irregularidades en su gestión.