Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija

Espectáculos

Meghan Markle ya tiene reemplazo en Buckingham

La reina Isabel II encontró a alguien para reemplazarla.

Desde que Meghan Markle y el príncipe Harry se desligaron parcialmente de la corona, la reina Isabel II ha enfrentado más de un dolor de cabeza. Por ese motivo, tuvo que buscar un sustituto para los duques de Sussex. La monarca de 93 años necesita ayuda para gobernar el Reino Unido y calmar las aguas después del escándalo del “Megxit“.

Según informó El Intransigente, se reveló quien es la favorita de la reina Isabel II, de 93 años, y fue  Sophie Wessex la elegida para aliviar las consecuencias tras el anuncio de Meghan y Harry, así lo detallaron los medios ingleses. También trascendió que Wessex, de 55 años, será quien asuma las responsabilidades reales y, además, representará a la reina en algunos compromisos oficiales.

Por otra parte, una fuente cercana a la realeza le dijo al diario The Sun lo siguiente: “Sophie es una de las favoritas de la Reina desde hace mucho tiempo y ha sido señalada como una persona ideal para aliviar la carga”. La duquesa está casada con el hijo menor de la Reina, el Príncipe Eduardo, de 55 años. En tanto, el veterano reportero monárquico Phil Dampier agregó: “Creo que ella quiere hacer más y estaría feliz de asumir más responsabilidades si se le pide”.

Desde el 12 de junio del año 1953, la reina Isabel II lleva la corona del Reino Unido con una gestión intachable. Claramente, ha tenido sus altibajos, pero la opinión pública asegura que la monarca de 93 años presenta quebrantos de salud desde que Meghan Markle y el príncipe Harry se desligaron de sus títulos monárquicos. Si bien ella aceptó tal decisión, vale resaltar que estuvo sometida a una constante presión mediática.

Pero a través de un comunicado, se conoció que la reina está de reposo debido a una “leve gripe”, según le notificó el palacio de Buckingham a la periodista Rebecca English. De hecho, su visita al Instituto de mujeres de Sandringham tuvo que ser aplazada. Eso sí, no se sabe si esta recaída se debe, exactamente, por los inconvenientes que tuvo a raíz del caso de la pareja de su nieto de 35 años y su esposa de 38. Ahora, surge la duda ¿la reina Isabel II está pasando una mala racha?