CATAMARCA

El dilema del Gobierno: Cómo encauzar el proyecto Agua Rica

Está claro que el gobierno provincial quiere avanzar en el proyecto de Agua Rica, pero no puede porque no sabe por dónde, ni cómo hacerlo. Además, la Municipalidad de Andalgalá está en manos de un supuesto ambientalista, con una postura anti-Agua Rica pero que, con una actitud especuladora, coquetea con el actual gobernador.

Tanto el gobierno nacional, como el gobierno provincial, tienen a sus representantes en Andalgalá, pero sus dirigentes peronistas no pudieron ganar el municipio en las últimas elecciones y lo perdieron a manos de radicales y macristas, con un marcado discurso ambiental y en oposición al proyecto minero Agua Rica.

Las autoridades provinciales intentan cooptar al intendente de Andalgalá, Eduardo Córdoba, para acercarlo al peronismo y facilitar el proyecto Agua Rica para poder encausarlo. El gobernador ya le adelantó 25 millones de pesos al líder comunal que se gastaron en el Festival del Fuerte y para equilibrar cuentas en rojo que dejó el anterior intendente y actual diputado provincial Alejandro Páez.

CAMYEN (Catamarca Minera y Energética) tiene la explotación de Minas Capillitas -de donde se saca la piedra rodocrosita- y también es socia de Yamana en el proyecto de Agua Rica, que sería la continuidad de Minera Alumbrera y se encuentra enclavado en el departamento Andalgalá.

Ahora, las autoridades no se animan a inaugurar las nuevas oficinas de la empresa estatal CAMYEN en Andalgalá porque le tienen miedo a la reacción de la gente. Además, las nuevas instalaciones también se reducen a un negocio entre dirigentes peronistas porque se las alquilan a un ex candidato del Frente de Todos.

Comentá con Facebook

Etiquetas

Artículos relacionados

Back to top button
Close
Close