CATAMARCA

Muerte y rito satánico en Catamarca: detalles de los chats telefónicos de los asesinos


Tras la lectura de chats de teléfonos en poder de los investigadores, cobró fuerza la hipótesis de que Elías Marcos Abraham Nievas participaba de un rito satánico por lo que ultimó de un disparo a Agustín Rasguido, cuerpo que tenían pensado quemar con su cómplice. El plan macabro implicaba matar a otra persona de sexo femenino también.

Información exclusiva a la que accedió El Aconquija de esta historia de terror que sucedió en Bañado de Ovanta, una localidad del Este catamarqueño.
Mientas se investiga la causa y circunstancias de la muerte de Agustín, la charla entre los asesinos gira en torno no solo de la forma de ultimar a Agustín, sino también se menciona la manera de “torturarlo” previo “secuestro” del mismo.

“Si lo secuestro y hago que lo torturen, vos me odiarías?”, expresa una de las conversaciones extraída de los teléfonos. En las conversaciones se mencionan armas, balas y navajas como los elementos a utilizar y se habla de “entregar” a la víctima a “San La Muerte”.
La víctima había mantenido una relación con una jovencita de apellido Salas, quien luego se puso de novia con el ahora sospechoso del crimen.

De las conversaciones se desprende que el asesinato fue planificado con mucho tiempo de anticipación y que tenían pensado además matar a otras personas, entre ellas a una jovencita de la zona. Mientras tanto, los vecinos hacen marchas pidiendo justicia por el asesinato de Agustín y no quieren a la adolescente Salas en las instituciones locales y mucho menos en libertad.


Recordemos que los vecinos de Bañado Ovanta, al momento de hacer la denuncia por la ausencia de Agustín, se dieron con la comisaría cerrada y los policías durmiendo adentro. Las autoridades removieron al personal, pero la lentitud primera en el accionar fue determinante para no dar con los responsables ahora. El intendente de esa localidad, Elpidio Guaráz, ofreció una recompensa de 200 mil pesos para quien aporte datos certeros del paradero de Elias Marcos Abraham Nievas. La madre del sospechoso asegura que “no es un perro para que se ofrezca recompensa vivo o muerto” y manifestó que “presiente” que su hijo no está “prófugo sino muerto” y que ya se lo tiene que buscar como “desaparecido”.

Etiquetas

Artículos relacionados

Back to top button
Close
Close