CATAMARCA

Jalil: El proyecto que lo expone y lo deja en ridículo

El gobernador Raúl Jalil se refirió a los focos de incendio que tiene el peronismo en relación con las administraciones departamentales de Valle Viejo y Recreo, donde la situación amenaza con desmadrarse de manera permanente desde que asumió la nueva gestión en diciembre del año pasado. Jalil respaldó a los intendentes Luis Polti y Susana Zenteno pero deslizó afirmaciones que lo dejan mal parado a la hora de considerar su paso por la comuna capitalina, la que condujo antes de ser el hombre bendecido para suceder a Lucía Corpacci en la Provincia. 

Sucede que ayer los cesanteados de Valle Viejo tomaron el municipio chacarero y se generó otro momento de tensión máxima. Recordemos que la semana pasada hubo una represión indiscriminada frente al Parador, luego de que fracasara la mediación del ministro de Gobierno, Jorge Moreno, entre la comuna chacarera y los cesanteados. En Recreo también extrabajadores dados de baja mantienen la protesta y cortes de ruta todos los días.

La reacción oficial lejos de diluir el conflicto lo exacerbó y el propio Jalil tuvo que referirse al tenso clima social que viven los catamarqueños, pero lejos de apaciguar los ánimos, redobló la apuesta bancando a los intendentes con los despidos y anunciando un proyecto de responsabilidad fiscal para los municipios, que se enviará a la Legislatura con el objeto de revisar premios y castigos en cuanto al manejo de las finanzas públicas. Lo cierto es que ni el peronismo Provincial ni el municipal quieren hacerse cargo de la gente que quedó sin trabajo y está desesperada por el inicio de clases.

Pero los dichos de Jalil  de marcar la “irresponsabilidad” de anteriores gestiones radicales macristas (Gustavo Jalil en Valle Viejo y Roberto Herrera en Recreo) por el nombramiento de 400 personas omite que la gestión del actual gobernador siendo jefe comunal capitalino le dejó 4.500 precarizados de herencia al intendente Gustavo Saadi, lo que le costó el ex legislador nacional lidiar con un paro desde el día 1 con fuertes protestas y 2000 empleados protestando en la calle liderados por el SOEM.

Cabe destacar que, si la ley que quiere mandar Jalil a la Legislatura estuviera vigente, uno de los mayores responsables de la situación actual de precarización laboral sería el propio gobernador de nuestra provincia, es decir, un irresponsable que exige responsabilidad. Como siempre, parece que la política de Catamarca da para todo y no para de sorprendernos por más que pasen los años.

Etiquetas

Artículos relacionados

Back to top button
Close
Close