Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija

Tucumán

El extremo caso de los acumuladores compulsivos: la posibilidad de dengue y sus consecuencias

La seguridad de los vecinos de Catamarca corre peligro y hay quienes no la cuidan.

El dengue crece en Catamarca y asciende a más de 60 casos, suma 5 enfermos todos los días. El descacharrado es fundamental en la prevención junto con la fumigación una vez que se detecta un caso en la zona. Pero un caso extremo son los acumuladores compulsivos que no dejan entrar a nadie, por lo que el ingreso a un domicilio se hace por la fuerza, previo planteo judicial.


Las imágenes son de una casa en las 240 donde un hombre con una escopeta impedía el paso y por consiguiente el trabajo de los empleados municipales de la capital de Catamarca. Ante esta situación el intendente Gustavo Saadi tuvo que ir a la justicia para conseguir una orden de allanamiento, es decir tuvo que intervenir también la policía para poder ingresar al domicilio.

Acumuladores irresponsables


La casa y le patio no solo eran el ámbito ideal para la reproducción del mosquito transmisor del dengue sino que se pudo detectar a una persona enferma que necesita ayuda. De manera que, aparte de proceder a retirar la chatarra que llevará días, se dispuso la atención por parte de un sicólogo y asistente social. En el lugar había hasta una ambulancia por prevención.


Saadi sostuvo que se procederá de igual manera en todos los casos donde se ponga en riesgo a otros vecinos y lamentó la situación de este hombre que vive solo y estaba dispuesto a disparar ante la sola presencia de los empleados municipales capitalinos por lo que, para resguardar la integridad física de los trabajadores, se hizo la denuncia en la justicia y se solicitó la presencia de la policía.


Los vecinos de SFVC comenzaron a llamar por otras situaciones extremas similares que llevan años sin que nadie pueda hasta la fecha intervenir eficazmente puesto que además se trata de personas enfermas dispuestas a todo para evitar que alguien ingrese a tirar lo que viene acumulando por años. El dengue no da tregua y crece en Catamarca, la intervención es inevitable si se quiere resguardar a todos los vecinos