Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Alberto Fernández
Alberto Fernández

El País

Alberto Fernández: “Mis ministros no son ñoquis”

A su vez, aclaró que el gobierno sigue negociando con los acreedores

En los últimos días, muchas personas se manifestaron mediante cacerolazos para pedir un recorte en los sueldos de los políticos. Alberto Fernández brindó una entrevista, en la mañana de este sábado, y explicó que bajar los salarios de los funcionarios sería un “acto demagógico”. A su vez, aclaró que el gobierno sigue negociando con los acreedores y que van a realizar una nueva propuesta.

NA informó que en la mañana de este sábado el presidente dialogó con una emisora radial. En la entrevista, aclaró: “Tengo un gobierno de ministros y funcionarios que no cuentan con fortunas. Ellos no tienen cuentas en el exterior, no tienen bienes, no tienen empresas. Realmente viven de su sueldo. Los llamo a cualquier hora y atienden. Sé que nadie de mi equipo está robando la plata”.

Además, aclaró: “Ninguno de mis ministros son ñoquis, ni tampoco reciben sobres por izquierda”. A su vez, el jefe de Estado afirmó que adoptar la propuesta de Juntos por el Cambio de rebajar salarios de los altos funcionarios sería “un acto muy demagógico”. También cuestionó a su antecesor, Mauricio Macri. “Ahora, los argentinos, no tienen un presidente que trabaja una semana y se toma dos de vacaciones”, aseveró.

El presidente aseguró que se sigue negociando la deuda

“Nuestro plan de negociación con los acreedores sigue en pie y vamos a seguir adelante”, sostuvo Alberto Fernández. También, señaló: “Queremos hacer una propuesta que podamos cumplir. A mí no me interesa que la Argentina entre en default, pero quisiera que no suceda esto. Lo que hace falta es que todos entiendan en la situación en la que vivimos”.

“Seguimos con nuestra lógica de no endeudarnos”, insistió al ser consultado sobre la posibilidad de pedir un crédito para afrontar la pandemia. Por otro lado, se refirió al rol de los bancos en la crisis y consideró: “Estamos en un momento en el que todo debe flexibilizarse”. “Espero que las entidades entiendan”, apuntó el presidente. También, afirmó: “La dureza de algunos me cae mal”.