SOCIEDAD

El papa celebró el Domingo de Ramos por streaming

El coronavirus cambió rotundamente la vida en todo el mundo. La Ciudad del Vaticano no está ajena a la pandemia y hace varias semanas decidió cerrar sus puertas. A raíz de esto, el papa viene desarrollando las misas por streaming y con la plaza vacía. Este domingo dio inicio a las celebraciones por las pascuas cristianas y expresó: “Los verdaderos héroes salen a la luz en estos días”.

NA informó que miles de peregrinos, turistas y ciudadanos locales colman la Plaza San Pedro para escuchar a Francisco en las misas vinculadas a Semana Santa. Este año se decidió suspender la presencia de gente ante el avance de coronavirus. Además de sus asistentes, estaban presentes unos pocos prelados, monjas y legos invitado. Ellos estaban sentados en los primeros bancos y separados para reducir los riesgos de contagio.

Allí, el papa bendijo los ramos de olivo que sostenían los asistentes. Después agarró uno y señaló: “Miren a los verdaderos héroes que salen a la luz en estos días. No son los que tienen fama, dinero y éxito, sino son los que se dan a sí mismos para servir a los demás. Siéntanse llamados a jugarse la vida. No tengan miedo de gastarla por Dios y por los demás: ¡La ganarán!”.

Asimismo, el papa, agregó: “Procuremos contactar con el que sufre, el que está solo y necesitado. No pensemos tanto en lo que nos falta, sino en el bien que podemos hacer. El drama que estamos atravesando nos obliga a tomar en serio lo que cuenta, a no perdernos en cosas insignificantes, a redescubrir que la vida no sirve, si no se sirve. Porque la vida se mide desde el amor”.

Por último, el papa Francisco, explicó: “Cuando nos sintamos entre la espada y la pared, cuando nos encontremos en un callejón sin salida, sin luz y sin escapatoria, cuando parezca que ni siquiera Dios responde, recordemos que no estamos solos. Jesús experimentó el abandono total, la situación más ajena a Él, para ser solidario con nosotros en todo”.

Comentá con Facebook
Etiquetas
Back to top button
Close
Close