CATAMARCA

Catamarca invicta: El desvarío de Jalil llegó antes que el coronavirus

La desprolijidad del gobierno en cuanto a los controles y al escándalo de los permisos truchos, contrasta con la explicación religiosa de que en Catamarca no hay casos de coronavirus, y con la cantidad de gente rompiendo la cuarentena en los bancos y centros de pagos. Como si fuera fácil el contexto, se suman las declaraciones del gobernador Raúl Jalil que, para abonar que quiere pasar empleados de la Legislatura a la Policía y la Salud, ahora desconoce la división de poderes.


Recordemos que el gobernador insiste en que hay superpoblación en la Legislatura e insinuó que podría canalizar la idea a través de un DNU, es decir, sin que pase por el análisis de los legisladores catamarqueños, antes del 1 de Mayo, fecha en que se da apertura formal a las sesiones ordinarias. La iniciativa de Jalil fue mal recibida por la oposición y los gremios que pusieron el grito en el cielo por entender que se trataba de un atropello institucional


Lo que faltaba era que el gobernador desconociera la división de Poderes. Pero lo impensado llegó para sorpresa de la ciudadanía e incluso del propio peronismo que permanece silencioso y estupefacto. “Acá no es una cuestión de Poderes, es una sola administración, somos un solo Estado”, dijo sin ponerse colorado Jalil en contra de la Constitución Argentina y de toda razonabilidad. Nada es casualidad.


Antes de ayer fueron los “permisos truchos” de circulación (Buenos Aires- Catamarca) para 2 artesanos de apellido Romero y Diamante que se pasearon sin prevención alguna en la gran urbe, cruzaron medio país y volvieron al departamento Andalgalá en un colectivo con pacientes oncológicos afiliados a OSEP. El permiso tenía el sello y la firma del Gobernador de la provincia. Al otro día, Jalil le pidió despreocupadamente (vía WSP) a un comunicador social que diga que él no autorizó nada.


El COVID-19 no puede ser visto como una oportunidad para utilizar los DNU por todo y por nada, obviar controles institucionales, atropellando derechos y garantías individuales, avanzar contra la libertad de prensa, etc, etc. Podríamos citar varios ejemplos de hechos preocupantes acompañados con razonamientos dictatoriales y descabellados en los últimos meses en Catamarca. Sería ya suficiente con la pandemia pero además tenemos desvaríos.

Juan Carlos Andrada

Comentá con Facebook
Etiquetas
Back to top button
Close
Close