Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Compost TAfi Viejo

Tucumán

Tafi Viejo: cómo hacer compost durante la cuarentena

Mediante esta técnica se puede cultivar la tierra y aumentar su fertilidad

En la ciudad de Tafi Viejo, el 60% de los desechos son húmedos y están compuestos por restos de comida y materia orgánica y sanitaria. Estos residuos pueden ser reutilizados de manera doméstica para obtener compost, un proceso mediante el cual se transforma la materia orgánica en un tipo de abono natural para la tierra y los suelos destinados al cultivo y la agricultura. De esta manera, se da valor a los desechos convirtiéndolos en fertilizante y materia orgánica valiosa para el suelo.

Los interesados en emplear esta técnica, como primera medida, deben tener en cuenta 4 componentes básicos:

Marrones: Es la mezcla de hojas secas, ramas, aserrín, pedazos de madera y periódico triturado.
Verdes: Restos orgánicos, hierba, residuos vegetales.
Tierra: Lo que le dará cuerpo a las mezclas anteriores.
Agua: Tener la cantidad adecuada de agua, verdes y marrones es la premisa básica de la composta.

El paso a paso

El primer paso es contar con un recipiente pequeño con tapa ubicado cerca de la cocina y colocar cada residuo orgánico que se genera. Es de suma importancia que sea pequeño para que sea vaciado con frecuencia en la compostera, así evitamos olores y moscas en la cocina. En este sentido, el método del ‘pozo con tapa’ es importante, porque es en este pozo con una tapa adecuada, en donde se vacía el recipiente.

Mediante el procedimiento anterior, se permite disponer todos los tipos de residuos alimenticios, ya sean restos de carnes, huesos, grasas, cáscaras, vegetales, las servilletas de papel usadas, incluso las haces de los animales domésticos, barridos del hogar y todo material biodegradable.

Para confeccionar la tapa se pueden utilizar distintas técnicas. Una de ellas consiste en tomar una media cubierta de auto, una tapa que calce bien en el borde interior, una bisagra y una barra. Es importante que la tapa interna  apoye bien sobre la cubierta, eventualmente se puede hacer un sello con silicona y que del lado externo se inserte un poco la cubierta en la tierra o se haga un cordón de tierra para evitar el ingreso de moscas y roedores.

Finalmente hay que hacer el pozo, el cual deberá ser similar al diámetro del agujero interno de la tapa. Con 70 cm de profundidad y 30 cm de diámetro, se obtiene una durabilidad de 2 meses para una familia tipo de cuatro miembros. Cuando el pozo se esté por llenar, se hace otro pozo al lado, a no menos de 20 cm. así, con la primera tierra que se saca, se tapa el pozo anterior y cuando está listo se pone la tapa al pozo nuevo y ya está listo para empezar a volcar.