Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija

Tucumán

Alertan sobre los riesgos de no vacunarse contra el sarampión

Afirman que de cada 1.000 casos, 2 pueden ser letales.

En un momento en el que el mundo sólo piensa en un solo virus, el Covid-19 que tiene en vilo a más de 200 países y se propaga con mayor facilidad en ciertas zonas, otros virus que antes se consideraban “erradicados” están emergiendo nuevamente. Uno de ellos es el sarampión, un virus que a diferencia del coronavirus, sí tiene vacuna y las autoridades sanitarias están instando a la población a prestarle mayor atención.

Desde el Ministerio de Salud, a cargo de Rossana Chahla, se busca informar a la población sobre la importancia de colocarse la vacuna. Hasta el momento la provincia no presenta casos de sarampión pero desde el ministerio se realiza una fuerte campaña para su debida vacunación y prevención.

El director de Epidemiología del Sistema Provincial de Salud, Rogelio Calli, indicó que el sarampión es una enfermedad viral muy contagiosa. Las manifestaciones clínicas son: fiebre alta, erupción, secreción nasal, conjuntivitis y tos. Sus complicaciones son de tipo respiratorias, como neumonía; y neurológicas, como meningoencefalitis. No tiene tratamiento específico y es mortal en 1 a 2 casos de cada 1.000.

¿Quienes deben vacunarse?


• De 0 a 5 meses de vida, la vacuna está contraindicada. Se sugiere postergar el viaje.


• De 6 a 11 meses de vida, vacunar con una dosis de doble viral o triple viral al menos 15 días antes de viajar. Esta dosis no debe ser tenida en cuenta como esquema de vacunación de calendario.
• A los 12 meses de vida, colocar una dosis de la inmunización contra el sarampión. Corresponde al calendario nacional.
• De 3 a 4 años inclusive, deben acreditar al menos dos dosis de vacuna triple viral.
• Mayores de cinco años de edad, adolescentes y adultos nacidos después de 1965, deben tener dos dosis de vacuna con componente contra el sarampión aplicada después del año de vida (monovalente, doble o triple viral).
• Los adultos nacidos antes de 1965, no se deben vacunar ya que se consideran protegidos contra la patología.
• Cabe destacar que en el caso de las embarazadas, la vacuna está contraindicada. Se recomienda no viajar sino acreditan DOS DOSIS de vacuna contra el sarampión aplicada después del año de vida (monovalente, doble o triple viral) o contar con serología IgG positiva para sarampión.