Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Carmen Barbieri

Espectáculos

Carmen Barbieri contó cual fue el peor día de su vida

Habló de su hijo y cómo transita el cáncer.

Carmen Barbieri fue una de las invitadas el día de ayer en el programa conducido por Andy Kusnetzoff, Podemos Hablar. Allí habló sobre su hijo, Fede Bal, y la enfermedad que transita. “El día más negro de mi vida fue cuando mi hijo me dijo: Mamá, tengo cáncer”, comenzó contando. Y aclaró: “Yo no quiero hablar todo el tiempo de esto, al contrario, preferiría no hablar nunca de esto. Fede me dice que le diga cáncer a la enfermedad. Yo le decía problemita, que estaba enfermo o que tenía complicaciones de salud”.

Sobre el día cuando se enteró relató: “Yo sabía que se estaba haciendo unos estudios, y estábamos esperando la biopsia. Llegó a casa con su hermana Julieta, con Peña que es su marido, con Pepe Ochoa que es uno de sus mejores amigos y yo esperaba el resultado. Y vinieron todos sonrientes, Fede me saludó y yo le dije ¡Dio negativo!”, narró. Allí detalló el momento: “Él me contestó con una sonrisa que no, que tenía cáncer. Y con esa sonrisa me preguntó ¿Vamos a Disney? Porque yo siempre decía que si tengo cáncer, antes del tratamiento iba a ir a Disney con toda la familia porque yo amo ese lugar”.

“Me miro con una carita y me dijo ¡Vamos a Disney! Yo me largué a llorar, exagerada como soy, como buena tana. ¡Hay, no pudo escuchar esa palabra! Como dice Woddy Allen, porque yo lo amo a él, las dos palabras que no quisiera escuchar en la vida es tiene cáncer, o tengo cáncer.” Además, la mamá de Fede Bal explicó que sintió en ese momento: “Después dije: ¡La vamos a pelear! Otra batalla más vamos a ganar. La ganamos con tu viejo, a esta la ganamos”.

“La vamos a ganar”

Barbieri recordó a su exmarido: “Ganamos tantas batallas con Santiago, la última no la pudimos ganar que era la guerra. Porque no era cáncer, era un problema de Epoc y un cuerpo deteriorado por 18 operaciones que se hizo a causa del cáncer. Se estaba muriendo y al otro día pedía una tostada con dulce de leche, así era la historia de Santiago. Las de Santiago fueron batallas ganadas con mucha altura y con muchas ganas de vivir”. Y prosiguió: “Entonces Fede me dijo: Sí, yo soy como papá. La vamos a pelear y la vamos a ganar”. Ella contó: “Si pudiera volver el tiempo atrás, escuchar eso sería lo único que borraría de mi vida. Haría cualquier cosa por no escuchar eso”.

“Hace dos años que la vida me golpea muy duro, pero todo lo que me pasó es una anécdota al lado de lo de Fede. Sé que llamas a mi hijo y agradezco mucho, porque él valora mucho eso. Aunque a veces no contesta y a vece sí, él te valora mucho”, le expresó a Andy. Y aclaró: “No voy a ser la protagonista de la historia, ni me quiero hacer la víctima”. Para finalizar habló respecto a su hijo: “Fede es el que pone el cuerpo, el que está sufriendo, el que está haciendo el tratamiento solo por la pandemia. Está haciendo todo para salir adelante, es muy positivo y entiende mucho de esto porque es un cáncer hereditario”.