Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
presidente
presidente

El País

El presidente aseguró que “los bonistas quieren un cambio de gobierno”

Fernández les exigió a los fondos de inversión que “si tienen una contraoferta, digan cuál es”

A mitad de abril, el gobierno presentó el plan de reestructuración de deuda. A pesar de los apoyos que recibió Argentina, el viernes pasado, los bonistas rechazaron la oferta. Por este motivo, el Poder Ejecutivo de la nación debe llegar a un acuerdo antes del 22 de mayo para evitar caer en default. Al respecto, en la noche de este lunes, el presidente, Alberto Fernández, opinó sobre el tema.

NA informó que luego del fuerte rechazo de acreedores a la oferta de renegociación presentada por la Argentina, Fernández les exigió a los fondos de inversión que “si tienen una contraoferta, digan cuál es”. Fue al cabo de una jornada en la que se instaló la idea de que el rechazo a la propuesta original fue muy alto, aunque ni el gobierno nacional ni el bonaerense lo informaron, en medio de un fuerte hermetismo.

No obstante, el presidente insistió en que su gestión no quiere llevar a la Argentina a una nueva cesación de pagos. “No somos unos necios que quieren llevar al país a la recesión”, sostuvo el presidente en una entrevista con C5N. Por primera vez, Alberto Fernández denunció que “algunos bonistas especulan con un cambio de gobierno” si la Argentina cae en default.

Fernández también dijo que la Argentina está dispuesta a escuchar una contrapropuesta de parte de los bonistas. Igualmente, aclaró: “No somos unos necios, no somos unos irresponsables”. Aseguró que “el país solo se comprometerá a pagar lo que pueda llegar a cumplir, tras la oferta realizada días atrás”. El presidente valoró que el FMI haya reconocido que la deuda externa argentina era impagable.

“Endeudarse para pagar déficit no es una buena idea”, insistió el presidente. A su vez, consideró que mucho de ese dinero que ingresó al país en concepto de deuda externa fue a parar a “los amigos” del poder durante la administración macrista. Alberto Fernández sostuvo que “el default es malo y nadie lo quiere, pero no queremos que se pague a costa de los argentinos”.