Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
provincias
Imagen del Twitter de Martín Guzmán

El País

Crisis: la nación enviará $60.000 millones a las provincias

Las provincias podrán acceder a un crédito para enfrentar las consecuencias generadas por el coronavirus en sus estructuras y sociedades.

El alcance del coronavirus en Argentina no se limita a las estadísticas diarias de contagiados y muertes. La pandemia ha generado una crisis en todas las áreas del país y en todas las provincias. Distintas actividades e industrias han quedado completamente paralizadas y la crisis que ya traía el país, se ha profundizado. Para apalear esta realidad, el gobierno nacional enviará dinero a las provincias.

El Ministerio de Economía, administrado por Martín Guzmán, definió los criterios para la distribución de créditos preferenciales que irán a las provincias. El Estado destinará $60.000 millones que estarán repartidos a través de Fondo Fiduciario, para el Desarrollo Provincial o FFDP. Esta será una asistencia para que las provincias puedan minimizar los impactos de una crisis agravada por el coronavirus.

La asignación del préstamo estará condicionada por las necesidades financieras que presente cada provincia y también por las estructuras que posean para hacer frente a la crisis. Esta es una iniciativa de Eduardo “Wado” de Pedro, ministro del Interior. El funcionario impulsó la creación del Programa para la Emergencia Financiera Provincial.

El total de aportes del Estado a las provincias será de $120.000. Los $60.000 millones restantes serán ejecutados a través de los Aportes del Tesoro Nacional. El dinero transferido estará destinado a la aplicación de tres puntos. El primero es la necesidad real de financiamiento que requiera una provincia en el corto plazo. El segundo dependerá del atraso en las condiciones de vida medidos por las Necesidades Básicas Insatisfechas. El último será determinado según la afección real de la crisis a cada gobernación.

Solicitud y amortización del capital

En este sentido las provincias que tendrán prioridad serán aquellas con desequilibrios financieros, desigualdad económica y donde la situación laboral sea más vulnerable. Cada provincia tendrá un monto máximo establecido para solicitar el crédito. La amortización del capital se actualizará desde el momento de la entrega. Será actualizado por el CER y se efectuará en 36 cuotas con un periodo de gracia hasta el 31 de diciembre de 2020.