ESPECTÁCULOS

Meghan Markle y el príncipe Harry toman nuevas precauciones de seguridad contra los paparazzi

Meghan Markle y el príncipe Harry dejaron el Reino Unido para emprender una vida lejos de la realeza en Los Ángeles, Estados Unidos. La pareja y su hijo, Archie, adquirieron una lujosa mansión en Beverly Park, un barrio exclusivo. Ambos vieron necesario proteger su privacidad. Por lo que tomaron algunas medidas para evitar los ojos curiosos que puedan pasar por su mansión. Uno de los principales motivos por lo que la pareja se fue de la realeza, fue resguardar la vida privada de Markle.

Como se sabe, la madre del príncipe Harry, Lady Di, no la pasó bien en cuanto a este tema. La princesa vivía rodeada de periodistas y su vida privada había quedado demasiado expuesta. Vivía una constante persecución por parte de la prensa británica. Harry quiso evitar que su esposa pasara por el mismo destino que la princesa de Gales, entonces, decidió dejar el Reino Unido para mudarse a los Estados Unidos con ella. Allí Meghan podrá retomar su carrera como actriz, que había abandonado después de casarse con el príncipe.

La seguridad es un tema muy importante para ellos. Es por eso que reforzaron las precauciones dentro de su mansión. La residencia está ubicada en un lugar bastante alto, por lo que no es difícil curiosear hacia adentro de la casa. El príncipe Harry y Meghan Markle tomaron nuevos cuidados respecto a este tema. Reforzaron la seguridad con vallas que impiden la vista al interior de la propiedad. La vida está volviendo a la normalidad en los parques, por lo que ahora circulan más personas a su alrededor.

La nueva vida de Meghan Markle y el príncipe Harry

Los duques de Sussex están viviendo en una lujosa mansión en Los Ángeles, la meca del cine. Se sabe que Meghan Markle está volviendo a su antiguo rubro como actriz. Recientemente, la duquesa aportó su voz a un documental sobre elefantes, producido por Disney. Antes de ser parte de la realeza, Markle ganó fama en una conocida serie norteamericana, Suits. Seguramente no se le hará difícil encontrar trabajo en Hollywood. Ahora, Meghan y su familia están viviendo en una casa que pertenece al magnate Tyler Perry, según informa el Daily Mail.

La propiedad tiene ocho dormitorios, doce baños y una gran piscina. Además, la vista a la ciudad desde la colina es impresionante. Esta residencia está valuada en 16 millones de euros. Aún no se sabe si planean quedarse ahí por mucho tiempo o simplemente están de paso. Claro que además de las nuevas vallas, la mansión cuenta con su propio equipo de seguridad. Esto sumado al sistema de vigilancia de Beverly Ridge. Para saber más sobre este tema, te recomendamos la siguiente nota.

Comentá con Facebook
Etiquetas
Back to top button
Close
Close