Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Marley

Espectáculos

Marley habló sobre el regalo que le hizo a su hijo Mirko

En una entrevista habló sobre el libro que escribió.

Inspirado en su propia historia el famoso conductor de televisión Marley publicó su primer libro para niños. “Kisse” es un cuento que espera ser el primero de un corpus imaginado para su hijo Mirko, donde aborda el vínculo entre un nieto y una abuela para resignificar el sentido negativo que suele asociarse a la pérdida. Como el espejo de Alicia en el País de las maravillas, donde la niña atraviesa el espejo y descubre ese mundo del revés que cantaba María Elena Walsh, en “Kisse” la almohada que la abuela Oma le da a su nieto Liam es la que traslada a universos de fantasía.

Allí que no faltan desde dinosaurios, hasta todo tipo de animales. También hay abrazos con abuelas que ya no están. “Kisse“, que significa almohada en alemán, es el primer libro que publica Alejandro Wiebe (nombre real del conductor). Pero no el primero que escribe porque tiene tres novelas en carpeta. A diferencia de esos textos, este cuento infantil surgió por iniciativa de la editorial Planeta y Marley no dudó. Pronto encontró una historia para contar, basada en su propia vida (como la muerte de su abuela) y en las lecturas de su infancia.

Marley detalló sobre cómo trabajó la muerte desde una perspectiva mágica. “Quería sacar esa carga negativa que hay en torno a la muerte y pensar lo positivo. Creo que tiene que ver con los viajes porque en otras culturas la muerte es un pasaje hacia otros estados. Los familiares no lo ven como algo triste, te desean un buen viaje porque comenzás otra etapa. Me pareció interesante destacar ese rasgo positivo a diferencia del drama, como lo vivimos nosotros. Yo mismo viví la muerte de mi abuela con mucha tristeza”, contó.

“Está inspirado en mi Oma”

Respecto a su inspiración para escribir el cuento, Marley reveló: “Está inspirado en mi Oma. Mi abuela vivía en Lomas de Zamora y nosotros en Villa Adelina. Como no teníamos mucha plata para irnos de vacaciones, generalmente pasábamos el verano con mi mamá y con mi hermano en la casa de mi abuela, que tenía un jardín, porque nosotros vivíamos en departamento. Y yo iba con mi almohada, era como mi seguridad, mi apego y además siempre fui fantasioso de imaginarme en mundos delirantes como los que aparecen en el libro”.

Sobre el mensaje que quiere dejar con este cuento, el productor dijo: “Más que nada es algo que quiero trabajar con Mirko. Me importa mucho que él sienta la importancia de las cosas que uno va recibiendo y que no todo se consigue fácil. Me acuerdo que cuando era chico y quería algo, por más que mi abuela me ayudara, tenía varios pasos que realizar. En el caso de Mirko todas las empresas te quieren hacer regalos y trato de frenarlos porque sino es un sinfín de “tengo todo lo que quiero”. Me parece importante rescatar la idea del esfuerzo en la infancia”.