ESPECTÁCULOS

Suar y Tinelli piden medidas más flexibles contra el coronavirus

La flexibilización en las restricciones a la cuarentena por la pandemia de coronavirus tiene consecuencias en los medios. Adrián Suar y Marcelo Tinelli estuvieron esta tarde en la Casa Rosada para definir las medidas sanitarias que le permitan volver a producir contenidos para ElTrece. La parálisis golpea de lleno a Pol-ka y a LaFlía, sus respectivas empresas, que están en un momento económico crítico. Sin programas en el aire y con el debut demorado de Bailando por un Sueño, el encuentro con los funcionarios era fundamental.

A los empresarios de la televisión los recibió la primera línea del gabinete. Del lado oficial, estuvieron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Salud, Ginés González García y el presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, Luis Puenzo, entre otros funcionarios. En la reunión realizada en el Salón de los Científicos se trataron las medidas sanitarias. Los mediáticos presentaron ideas para nuevas disposiciones que relajen las exigencias y un protocolo específico para el cine y la televisión.

“Fue un encuentro muy productivo en el que pudimos empezar a trabajar en protocolos específicos para el sector”, aseguró Cafiero. En un comunicado oficial, se aseguró: “el desafío de la industria audiovisual es pensar formatos y realizaciones conforme con las normativas”. “Este encuentro se suma a las reuniones que se vienen llevando a cabo desde la secretaría de Medios y Comunicación con representantes de sectores afectados por las medidas de aislamiento”, se agregó.

Empresas en crisis

Las recomendaciones de que no haya contacto físico y que se mantenga una distancia entre las personas hace que, por ejemplo, en el Bailando por un Sueño cada participante haga su parte por separado. Esto quitará espectacularidad a la propuesta, que estaría al aire a partir de junio. Por la caída de la publicidad, habrá también menos presupuesto para el programa. Este combo profundiza la crisis económica de LaFlía, que se asienta en los realitys para mantener ingresos lejanos a su mejor época.

Pol-Ka, en tanto, por primera vez en 25 años no tiene ninguna ficción en el aire ni está filmando ningún guión. La firma de Suar y el Grupo Clarín anunció la semana pasada que no continuará con “Separadas”, su último éxito. Una posibilidad es achicar la planta de personal de 4.000 empleados y producir proyectos de terceros. Otra es venderle la empresa a inversionistas de capitales mexicanos. En el medio de la incertidumbre, hay un conflicto abierto con la Asociación Argentina de Actores por deudas a artistas y a la obra social.

Comentá con Facebook
Etiquetas
Back to top button
Close
Close