ESPECTÁCULOS

Con menos restricciones, vuelven shows en vivo en algunas provincias

La suspensión de los espectáculos en vivo por el coronavirus está empezando a revertirse en distintos distritos del país. Las medidas de flexibilización, que permiten que las bandas de música se reúnan nuevamente, se aplican en zonas donde el contagio es poco frecuente. Así, muy de a poco, comienza a normalizarse la propuesta artística. Sin embargo, más allá de los eventos circunstanciales, todavía falta mucho para que esta situación se generalice. En Tucumán y en Catamarca, las prohibiciones a los shows son todavía absolutas.

La primera experiencia en el NOA tuvo lugar el sábado en Jujuy. La banda de rock Bravos Muchachitos se presentó en el bar Zeppelin de la capital de esa provincia. Fue con un minirecital donde se escucharon canciones de los Redonditos de Ricota. Por las restricciones sanitarias, el grupo estuvo reducido a sólo tres de los siete músicos que lo integran habitualmente. Actuaron Franco Barrios en guitarra, Neif Daadin en saxo y Saúl Salas en voz. La afluencia de público se limitó a unas 12 mesas para un máximo de 60 espectadores, la mitad de la capacidad del lugar.

Esta noche, en tanto, habrá una experiencia distinta, pero también inédita y que implica reunión de personas. En el Complejo Cultural Atlas, de Rosario, tendrá lugar desde las 20 el primer concierto en vivo con transmisión directa por el streaming de YouTube y entrada a la gorra. Lo protagonizará el grupo de rock local “Tiago y los pájaros“. Junto a los músicos estarán técnicos en sonido e iluminación y los responsables de la transmisión. En Santa Fe se aprobó un protocolo especial que cinco ciudades, que contempla un máximo de 15 personas en la sala.

Para volver al cine

En La Rioja, a su vez, se están terminando los trabajos para inaugurar próximamente un autocine. Fue un fenómeno popular que tuvo su relativo auge en la Argentina hasta hace medio siglo. La propuesta autorizada por el Gobierno provincial permitirá a los concurrentes ver la película sin bajarse de su vehículo, con audio por wifi o streaming. Esto reducirá el riesgo de contagios porque sólo asistirán familiares o amigos cercanos. La iniciativa se monta en el predio del estadio cubierto Superdomo.

Este abanico abre la posibilidad a otras ideas. Una propuesta para ver cine al aire libre tuvo un espacio en Tucumán, en avenida Ejército del Norte y Mate de Luna, con el recordado Monumental. Pero en vez de autos, funcionaba con mesas para que se sienten hasta cuatro personas, que hoy podrían estar con barbijos. En su momento se lo anunciaba como la pantalla más grande de América Latina y tuvo dos etapas: se inauguró en 1954 y se cerró en 1979, y luego se reabrió en 1999 por sólo un año.

Comentá con Facebook
Etiquetas
Back to top button
Close
Close