Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija

Tucumán

Encargados de Salud Pública también participaron de la capacitación por la Ley Micaela

Esta es la importancia de poner la agenda de la Salud Pública a la violencia de género.

La Ley Micaela, aprobada desde el 21 de mayo en Tucumán, obliga a los funcionarios de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial a que se capaciten en materia de género. Las capacitaciones comenzaron ayer con la clase magistral de Dora Barrancos,  investigadora del Conicet, y partícipe en la creación de la Ley. La organización del evento fue un trabajo conjunto entre el Gobierno y la Facultad de Derecho.

Desde la página del gobierno destacan la presencia de la ministra de Salud Pública, doctora Rossana Chahla.  Además de los asistentes obligatorios y coordinares del evento: gobernador Juan Manzur, sus ministros y todos los intendentes tucumanos. Por el lado de derecho, participaron la decana Adela Seguí, la Vicedecana Marta Tejerizo y los miembros del Observatorio de Género y Diversidad.

Entender la materia de género es algo que concierne también a los encargados de Salud Pública. Aunque tengan muchas ocupaciones por la pandemia en este momento, la violencia de género también es una prioridad. Los femicidios no han cesado ni siquiera por la cuarentena, en algunos casos ha sido inclusive peor, dado que las víctimas se vieron obligadas a convivir con sus atacantes.

El contenido temático de la capacitación abarca:

  • Derechos humanos
  • Cómo identificar la violencia de género
  • La diversidad y disidencias
  • Ley de Identidad de Género
  • Buenas prácticas con las personas
  • Procedimientos en caso de violencia contra la mujer

La información no es secreta ni exclusiva, quien quiera capacitarse puede solicitarlo con total libertad. Este mensaje de la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia busca interpelar a personas de los otros poderes, como entes autárquicos y los organismos fuera de la administración pública. Por otro lado, aquellos organismos que ya tienen áreas especializadas en género y realizan capacitaciones pueden certificar sus cursos, siempre cumplan con los requisitos de la Ley Micaela.