Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Critican por el silencio del crimen de Espinoza.

Tucumán

Informan que Espinoza vivía cuando los policías planificaban desaparecerlo

El peón rural Espinoza estaba vivo cuando los policías comenzaron a manipurarlo tras haberle disparado.

El peón rural Luis Espinoza aún estaba vivo cuando los policías tucumanos que participaron de su asesinato comenzaron a manipularlo. De acuerdo con la Fiscalía, esto sucedió antes de intentar hacerlo desaparecer, luego de que uno de ellos le disparara. La fiscal Mónica García de Targa pidió la prisión preventiva de 10 de los 11 detenidos por el homicidio. Entre ellos se encuentra el presunto autor del disparo el oficial José Morales. Espinoza no falleció en el acto, confirman a Noticias Argentinas.

La funcionaria indicó que tras perseguir por un campo a Espinoza y a su hermano Juan, que andaban a caballo, Morales le disparó al peón rural que terminó muriendo. La fiscal dijo que Luis intentaba auxiliar a su familiar, que se había caído al suelo y estaba siendo golpeado por los policías. De acuerdo con la hipótesis de García de Targa, después del incidente los policías retuvieron a Juan y arrastraron hasta un monte cercano el cuerpo de Espinoza, que presentaba escoriaciones en el estómago.

Los policías que actuaron lo hicieron de civil y sin las identificaciones correspondientes. “Lo hicieron sin saber si se encontraba con vida, privándolo de recibir asistencia médica”, planteó la fiscal. García de Targa expone que esto representa un agravante para la situación judicial de los detenidos, que más tarde intentaron hacer desparecer el cuerpo del peón rural ya en territorio catamarqueño. La fiscal solicitó que se les dicte la prisión preventiva por un año, un planteo que deberá ser resuelto por el juez Mario Velázquez.

A los aprehendidos se los acusa de privación ilegítima de la libertad seguida de muerte y desaparición forzada de persona. Existe también una acusación que sería menor, ya que la persona no estuvo en el momento del crimen. Según la teoría fiscal , ante el grito desesperado de Luis Espinoza para que dejen de golpear a su hermano, Morales apuntó con su arma reglamentaria marca Jericho a Luis, que se encontraba a una distancia de unos 10 metros aproximadamente. El disparo fue directo e impactó en el espacio intercostal izquierdo de la víctima.

Estos delitos se agravan para los policías Rubén Montenegro (subcomisario), José Morales (oficial), Miriam González, René Ardiles, Víctor Salinas, Carlos Romano, José Paz, Gerardo González Rojas y Claudio Zelaya, por ser integrantes de la fuerza de seguridad. Lo mismo ocurrió con Fabio Santillán, vigía de la comuna de Monteagudo, que también participó en el incidente. El último detenido es Álvaro González, cuya situación aún debe ser resuelta por la fiscal.