Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Papa
Papa

Internacional

Coronavirus: el papa se mostró preocupado por Latinoamérica

El sumo pontífice, expresó: “Debo expresar mi cercanía a esas poblaciones, a los enfermos y sus familias”.

El coronavirus viene causando temor en todo el mundo desde principios del 2020. Actualmente, el epicentro de la enfermedad está en Latinoamérica, con Brasil a la cabeza. En este contexto, el papa mostró su preocupación por el avance de la pandemia en el continente latinoamericano. A su vez, el sumo pontífice, afirmó: “Debo expresar mi cercanía a esas poblaciones, a los enfermos y sus familias”.

NA informó que en el tradicional Angelus, ya con fieles en la Plaza de San Pedro, el sumo pontífice destacó el paulatino regreso a cierta normalidad en Italia. Este país fue uno de los más afectados por el coronavirus en el continente europeo y se lo catalogó como el epicentro de la enfermedad en el mes de marzo. El miércoles pasado reabrió sus fronteras externas e internas.

“Su presencia en la plaza es un signo de que la fase aguda ha pasado en Italia. Gracias a Dios, estamos saliendo del epicentro, pero siempre con las indicaciones que nos dan las autoridades. Pero estén atentos, todavía no hay que cantar victoria demasiado pronto, porque son normas que nos ayudan a evitar que el virus siga adelante”, precisó el papa Francisco este domingo.

Sin embargo, el papa exteriorizó su preocupación por el avance del coronavirus en América Latina. “Pero lamentablemente, en otros países, el virus sigue cobrándose muchas víctimas. El pasado viernes en un solo país ha muerto una persona cada minuto”, agregó, en alusión a Brasil. “Deseo expresar mi cercanía a esas poblaciones, a los enfermos y sus familias y a todos los que los cuidan”, indicó.

Francisco, en su discurso, celebró la fiesta de la Santísima Trinidad. “Muestra, en el lenguaje sintético de Juan, el misterio del amor del señor por el mundo, su creación”, expresó. Asimismo, insistió en que invita a dejarse fascinar por la belleza, bondad e inagotable verdad de Dios. “Pero también humilde, cercana, que se hizo carne para entrar en nuestra historia. Esto es la fe. Uno se entrega en Cristo y debe confiar en él”, cerró el papa.