Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Alberto en La Rioja.
Alberto en La Rioja.

Política

Jalil estaba desesperado por cometer el error pero Alberto fue más sensato

El costo era muy alto tanto en salud como en política.

Era lógico. Ante la mínima posibilidad de alterar el Caso Cero en Catamarca, el Presidente haría marchar atrás. El costo era muy alto tanto en salud como en política. Un caso de CV-19 puede ser una catástrofe en Catamarca por el estado del sistema sanitario sobre todo en el interior, por otro lado la imagen que Alberto viene construyendo frente a la pandemia se vería gravemente dañada. Un atentado al caso único, al milagro de la Virgen del Valle. Era muy grave para arriesgarse.

En actual contexto, la visita presidencial era casi inviable, aún alardeando de hacer todos los controles sanitarios y protocolares, al virus aún no se lo conoce bien. E incluso, aunque no tuviera nada que ver, si se hubiera confirmado un caso en Catamarca en los días posteriores a su visita, el culpable iba a ser Alberto. Pero el Gobierno provincial, los medios con pauta oficial, los funcionarios de Jalil estaban desesperados por cometer el error.

Para muchos la frustrada visita de Alberto fue otro milagro de la Virgen del Valle. La prevención de suspender el viaje tiene que ver con los “tiempos” de la noticia. Se conoció que el Intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde dio positivo en coronavirus y se recordó que este dirigente bonaerense había tenido una reunión 48 horas antes con el Ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, que estaba con Alberto en La Rioja, minutos antes de viajar a Catamarca.

https://twitter.com/RaulJalil_ok/status/1271526703123349507?s=20

El Presidente hizo un video para los catamarqueños estando en La Rioja donde explicó lo de Isaurralde y Arroyo, asegurando: “el riesgo de contagio existe”. Alberto comentó que se quedaba con las ganas de ir a Catamarca. “Los hacemos para preservar la salud y la vida de todos los catamarqueños que gracias a Dios y la Virgen no han tenido contagios. Lo hablé con el Gobernador Jalil, él es comprensivo y participó de esta idea”, cerró.
Lo sucedido fue adelanto de El Aconquija, una nota escrita el pasado lunes 8 de junio, pensando en la salud de la gente, en el criterio de Alberto que era advertido sobre el contexto específico de Catamarca, con información interna de Casa Rosada. La confusión vino del deseo vehemente de Jalil, de los medios oficialistas que le hicieron demasiada fuerza pero, primó la sensatez y Alberto no vino. Mensaje duro para los fanáticos más papistas que el Papa y los incrédulos.

Por Juan Carlos Andrada