Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
La imagen de Corpacci y Alberto sigue colgado en muchos despachos.
La imagen de Corpacci y Alberto sigue colgado en muchos despachos.

Política

En muchas oficinas sigue colgado el cuadro de Lucía y no de Raúl gobernador

El problema que tiene Jalil de jugar con fichas prestadas.

La visita frustrada de Alberto Fernández dejó al descubierto también la especulación política del sector de la ex gobernadora Lucía Corpacci. En los afiches de bienvenida del Partido Justicialista el corpaccismo se cortó solo y lo dejó al actual Primer mandatario Raúl Jalil a un segundo plano. Este dato no es menor. De hecho hay oficinas de funcionarios del “nuevo gobierno” e incluso legisladores e intendentes donde sigue colgado el cuadro de Lucía y no aún el de Raúl.

Pasa que el PJ sigue en manos de Corpacci, el gobierno provincial lo administra Jalil pero ella sigue siendo la jefa política. Muchos intendentes sienten que lograron la reelección gracias a ella que tenía un 70 por ciento de imagen positiva antes de dejar el Ejecutivo (y la conserva). De hecho Jalil amagó varias veces con dar el salto pero no le alcanzaba para aventurarse solo, no traccionaba. En el paso de mando, Lucía conservó autoridad política y Raúl la perdió o se quedó a medias.

Protocolarmente corresponde colgar el cuadro de Jalil en las oficinas oficiales debido a que es el actual gobernador pero los funcionarios corpaccistas que “continuaron” (por decisión de Jalil) descuidaron ese pequeño detalle dando un doble mensaje a la gente que reciben. Corpacci se fue pero no se fue, o vuelve. En las sombras, se promueve el regreso de la ex gobernadora o alguien afín al sector para lo cual Jalil debería gobernar solo por 4 años, como Macri.

Sin disimulo

El corpaccismo no disimula. Algunos rompieron y se fueron como Edgardo Macedo (hombre clave en la gestión anterior) y otros perdieron su rol central pero no dejan de operar para el retorno de los buenos tiempos como el verborrágico dirigente Daniel Barros. Por caso el diputado Isauro Molina también le hizo saber al Presidente que Corpacci lidera el peronismo catamarqueño en afiches virtuales elocuentes (imagen). El que avisa no traiciona.

Tiene lógica la especulación. Corpacci armó las listas de diputados y senadores, le puso el vicegobernador a Raúl y además decidió el nombre de los delegados nacionales en Catamarca, el vínculo con Nación lo sigue manejando con exclusividad Corpacci. La desesperación de tenerlo a Alberto para mostrarle lo que se está haciendo tiene que ver con que el gobernador Jalil jugó en política con fichas prestadas, ganó en el Casino pero las ganancias siguen siendo de Corpacci.