Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
animales

Tucumán

¿Cómo tratan a los animales de la policía?

Así educan y alimentan los animales de la sección de Caballería y Canes de la Policía.

Más de 40 animales, entre caballos y perros adiestrados, forman parte de la Policía de Tucumán. Esta Sección de Caballería y Canes pertenece a la Unidad Regional Capital, ubicada en la avenida Jujuy 1450. El jefe de la URC, Ricardo Fresneda, explica: “Los animales cuentan con caballerizas, un establo y corrales y se desempeñan principalmente en los recorridos en espacios públicos y en la búsqueda de personas según requiera la justicia”.

Actualmente hay 15 animales equinos adiestrados, con dos padrillos y tres yeguas. Además, 14 canes adultos y ocho cachorros, todos nacidos en las instalaciones policiales. “En el trabajo diario, lo primero a tener en cuenta con los caballos es la pulcritud e higiene del animal. El estado sanitario y preparación del equipo de monta necesario para que el jinete mantenga el equilibrio y tras preparar esto se puede salir a cumplir con el servicio, explicó Sebastián Saliz, jefe de la sección.

Sobre la preparación de los animales para el trabajo policial, Sainz detalló: “Los perros están destinados a la parte preventiva, mientras que los cachorros están en etapa de preparación. Serán destinados a diferentes funciones tras realizar la detección de su instinto. Si el animal es curioso y desarrolla más el olfato se lo destina a la detección de estupefacientes y búsqueda de rastro de personas desaparecidas o prófugas de la justicia”.

Alimentación de los animales

Los alimentos de estos animales están bien pensados y administrados. “Los canes de la policía son distintos a los perros normales, porque cumplen un trabajo. Por la mañana consumen alimento balanceado de primera calidad con todos los nutrientes y vitaminas. Eso se complementa con comidas cocidas elaboradas aquí como polenta, arroz, puchero y pollo”, explicó Saliz Los equinos, por otra parte, consumen alfalfa, maíz y avena, calculan de 10 a 12 fardos diarios. La buena alimentación se complementa con un plan preventivo curativo con toda la vacunación y un entrenamiento diario específico para cada función.

El subsecretario de Seguridad, José Ardiles, asegura el Ministerio de Seguridad tiene un compromiso muy grande con el cuidado de esta sección: “Es por eso que todos los recursos utilizados para su mantenimiento son sometidos a rigurosos procesos de controles administrativos transparentes y auditados por todas las áreas correspondientes. Los animales deben estar en forma porque se los necesita para brindar servicio a la comunidad”.

Sobre cómo se adquieren estos alimentos, Javier Alderete, director de Administración de la Policía, informó: “La adquisición se realiza a través de una licitación pública, bajo los lineamientos que establece la ley de administración financiera, como así también los decretos que rigen en materia de compra y contrataciones”.  Se realiza cada seis meses, y se hace a partir de las recomendaciones de técnicos y auxiliares veterinarios.