Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Banco Central
Banco Central

El País

El Banco Central sacó un nuevo instrumento para controlar el dólar

Consistirá en depósitos con tasas de interés variables ajustadas al segmento mayorista.

La semana pasada, el Banco Central tuvo diversas reuniones con los representantes de la Mesa de Enlace. En estos encuentros, los productores le manifestaron su descontento por las medidas restrictivas en la compra de divisas. Por esta razón, en la jornada de este lunes la autoridad monetaria presentó un nuevo instrumento financiero para el campo. Consistirá en depósitos con tasas de interés variables ajustadas al dólar mayorista.

NA informó que los depósitos deberán ser en pesos. El plazo mínimo establecido para este producto es de 60 días. El máximo es de hasta 370 días. A su vez, el Banco Central de la República Argentina, aclaró que los DIVA (Depósitos con tasas de Interés Variable Ajustados al dólar) estarán orientados a canalizar las inversiones de los -personas humanas o jurídicas- con actividad agrícola.

El Nación informó que los intereses se liquidarán al vencimiento de cada una de las operaciones. Serán colocaciones en pesos, que se cobrarán en la misma moneda pero siguiendo la evolución del dólar. En esta nueva modalidad, las inversiones estarán exentas de la obligación de realizar operaciones de cobertura de riesgo de tipo de cambio. Esta condición estaba vigente hasta la actualidad.

Paralelamente, el Nación pondrá en vigencia una nueva línea de crédito con interés variable. Está destinada a empresas de todos los sectores “sin distinción de la dimensión” de la unidad económica. Estos préstamos serán en pesos, con una tasa equivalente a la variación del tipo de cambio del dólar mayorista –entre la fecha de otorgamiento y la del vencimiento, o fecha de cancelación-. Tendrán un interés fijo del 4 por ciento.

Los productores podrán acceder a esta iniciativa con retribución variable y realizar plazos fijos por un importe de “hasta dos veces el valor de sus ventas de cereales y/u oleaginosas registradas a partir del primero de noviembre de 2019”. Esta última disposición se encuentra en línea con lo establecido por el Banco Central a través de la Comunicación 7020, del 28 de mayo pasado.