Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
supermercado

El País

4 recomendaciones al momento de hacer tus compras

Medidas sencillas, molestas quizás, pero necesarias.

La contingencia sanitaria exige tomar algunos recaudos sanitarios que en otro momento podrían haber parecido exagerados. Pero que son bastantes lógicas si se presta atención a los riesgos potenciales. La angustia de estos tiempos generan lo que los especialistas en marketing llaman “panic purchases”, o compras por pánico. Ante el miedo a lo desconocido realizamos más compras de lo habitual de productos básicos o no tan necesarios pero que genera calma tenerlos. Por ello, al momento de hacer compras, tené en cuenta estos consejos:

Distanciamiento social

Se deben evitar espacios con aglomeraciones de personas. Para ello, la mayoría de los locales de compras han dispuesto un límite de clientes dentro del local, según su capacidad. Manteniendo al resto a la espera por fuera y con demarcaciones en la cola de espera. Más allá de eso, es importante intentar distanciarse unos 2 metros con otras personas. Sobre todo en estos espacios con masiva circulación de gente.

Higiene antes de entrar y al salir del supermercado

Todos los locales tienen o deberían tener un encargado que coloque alcohol en gel a los clientes antes de entrar. Si no hay una persona, se puede exigir que al menos pongan a disposición un dispositivo para la higiene de manos. En todo caso, es importante realizar este acto al momento de entrar a un supermercado, por la carga viral que podría llevar uno. Luego al salir, por los productos que tocamos al sacarlos de las góndolas y el desconocimiento sobre su higiene. Y una vez más al llegar a casa, lavarse las manos con agua y jabón de preferencia.

No tocarse la cara

Es difícil este punto porque es algo que realizamos instintivamente. Frotarnos los ojos, bostezar tapándonos con la mano, es complicado mentalizarse de no hacerlo. Sin embargo, es fundamental recordarlo. Sobre todo en espacios públicos donde hay posibilidades de que una persona enferma haya pasado por ahí, siendo asintomática. Antes de llevar las manos a la cara, en caso de extrema necesidad, procurar la higiene con alcohol en gel o con agua y jabón.

Limpiar productos al regresar

Todo lo que implique consumo alimentario debe ser previamente higienizado. Las frutas y verduras, lo cual resulta casi obvio, deben pasar por agua antes del consumo. Pero también los productos que estuvieron en góndolas, cajas o envoltorios tienen que limpiarse. Una buena práctica es rociarlos con una mezcla de agua y alcohol y frotarlos con un trapo limpio. Puede parecer exagerado, pero es una medida ínfima para cuidar la salud propia y de todos.