CATAMARCA

Uno habla y los otros “feisbuquean” en la sesión

Como si no faltara por qué renegar y los diputados no tuvieran ya demasiado mala imagen siguen dando la nota y aportando a la causa desprestigio. Ellos dicen que se la pasan laburando que trabajan en las Comisiones pero la gente está convencida que son muy pobres los aportes que hacen, que tienen pocas ideas y que ganan demasiado. Aquí, la sesión de la Legislatura de Catamarca, uno intenta hablar y los otros dos legisladores con el teléfono en Facebook.

El que aparece en primera plana es el diputado Ramón Figueroa Catellanos y los que no le prestan ninguna atención porque tienen cosas más importantes que hacer antes que escucharlo son los diputados Daniel Lavatelli y Juan Carlos Rojas. Todos oficialistas. Tal vez Ramón ya los cansó con el mismo discurso y lo que estaría diciendo el ex ministro de Salud es menos importante que lo que anda dando vuelta en las redes a esa hora. Como sea, ni vale la pena escucharlo.

El teléfono es una herramienta, puede ser muy útil o una distracción. De seguro Lavatelli y Rojitas estaban buscando datos para aportar al discurso del compañero Figueroa Castellanos y después no les dieron la palabra dejando ese importante aporte trunco. No creemos que hayan estado chusmeando “estados” en el WhatsApp y el Facebook por la seriedad de los temas que se estuvieron debatiendo en el recinto de la Cámara baja de Catamarca.

Tecnología

Qué cosa con la tecnología. Alguien sacó una foto de casualidad (o a propósito) para mostrarle al legislador opinante que los otros diputados están en otra cuando él sacaba su mejor discurso oficialista. No sería bueno pensar que como el oficialismo aplica la fuerza del número y todo le sale favorable, los argumentos o el debate son superfluos, innecesarios, baladí. ¿Qué sentido tendría escuchar o argumentar si ya sabemos cómo va a salir la votación?

Ahora si tus propios colegas y compañeros no te escuchan, cómo habrá estado de interesante el proyecto del diputado que tiene la palabra. Y si a ellos no les interesa, qué se puede esperar para afuera. La legislatura se ha transformado en una escribanía del Gobierno provincial, muchas veces es una realidad similar a la de los Concejos Deliberantes donde el Ejecutivo municipal también hace lo que quiere. Es todo un combo cuando uno quiere explicar nuestra realidad institucional.

Comentá con Facebook
Etiquetas
Back to top button
Close
Close