CATAMARCA

Money, Money: el Cabaret de la Justicia catamarqueña

CATAMARCA.- (Por Juan Carlos Andrada) La salud y la educación se deben garantizar. La Justicia también. Pero, ninguno de esto servicios está garantizados como corresponde. A veces un dato, un hecho pone las cosas en su cruda y dolorosa realidad. Los catamarqueños estamos dolidos, desahuciados, tristes. Ayer ElAconquija.com publicó un video casero donde los prestigiosos jueces Raúl Da Prá y Juan Pablo Morales reciben guita a cambio de un fallo. Lo que me recordó a la versión “Money” de Cabaret.

Hablamos de la justicia ultra corrupta que se maneja con absoluta impunidad en Catamarca. Un video grosero que ahora quieren dibujar con un defensor cuestionado, el “abogado de los culpables”. La gente se indigna tanto por las imágenes de la coima obscena y descarada como por la estrategia posterior para hacer zafar a los protagonistas de la vergonzosa filmación. Como el estribillo en Cabert: “Money, money, money, money… money, money, money, money”.

“El dinero hace girar al Mundo”, cantan Liza Minelli y Joel Grey en la película Cabaret.

La justicia está echada a perder. Cuánto cuesta el sillón de un fiscal o un juez. Cuántos favores tienen que devolver al poder político que los puso con el dedo. Cuánto cuesta liberar un preso, cambiar una carátula. Cuánto presos fueron librados por coimas. Cuánto pude pagar un Kotler por ejemplo. A cuánto asciende el patrimonio de estos funcionarios judiciales. Corre mucha guita en la justicia catamarqueña. “Money, money, money, money… money, money, money, money… “.

La Justicia tiene una imagen deteriorara. El negociado fue en la oficina de Da Prá y -para desgracia- Morales fue secretario de Seguridad de la gestión Corpacci. Integrantes de la Cámara de Apelaciones en lo Penal. Ambos conforman la “mayoría” en una suerte de PYME de la corrupción o asociación ilícita para sacar fallos al que tenga para “ponerla”. Desprestigiar al Poder Judicial no es gratis. “Money, money, money, money… money, money, money, money… “.

Hay antecedentes de esta apocada y pusilánime Justicia que cada tanto nos sorprende con escenas caras y espectaculares. Me los imagino a Da Prá y Morales con poca ropa, plumas y algunas sillas ornamentando ese Cabaret: “El cash el cash el vil metal. (La lana, el cash, el vil metal). El vil metal el vil metal. Eso es lo que hace al mundo andar”. La justicia no existe en Catamarca. “Money, money, money, money… money, money, money, money…”.

Comentá con Facebook
Etiquetas
Back to top button
Close
Close