Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
carne enterrada en Penal de Catamarca

Política

El misterio de la carne enterrada en el Penal de Catamarca

CATAMARCA.-

Familiares de los presos que se encuentran internados en el Penal de Miraflores de Catamarca volvieron a insistir sobre el tema de la comida. Ahora denuncian que en la Cárcel tiran y entierran la carne en lugar de dársela a los presos. La queja tomó fuerza luego de que se descubriera por segunda vez carne enterrada en el predio mientras los internos comen una polenta chuya o un fideo masacote como muestra la imagen a la que accedió El Aconquija.

Según lo trascendido, se trata de comida enterrada en el Penal, más específicamente carne. Lo que implica pensar que se echó a perder antes de ser consumida o que ya llegó en pésimo estado. Incluso aquí reflejamos hace algunos meses hubo una revuelta en el Servicio Penitenciario de Miraflores exigiendo mejoras en la comida y condiciones mínimas para los internos que terminó a los tiros. Las consecuencias para los revoltosos hay duelen.

El descubrimiento de la carne enterrada fue sorpresa para muchos. La otra opción no sería viable pero algunos familiares lo sospechan. Pensar que las autoridades prefieren tirar la carne antes que servirles un plato de comida a los presos como una forma de aumentar el castigo por los delitos cometidos. Los denunciantes le apuntan a un tal Zárate, ex mano derecha del Director del Penal, Daniel Romero, ahora en Seguridad.

“Si no le querían dar la carne a los internos al menos que se la lleven”, sostuvo la madre de un interno en diálogo con El Aconquija. Los familiares viene pidiendo que los presos coman como seres humanos y le piden a las autoridades políticas y judiciales que se interioricen del problema debido a que la privación de la libertad ya es suficiente castigo como para agregar más sufrimiento a los presos.

La situación de estos pobres reclusos es la contrapartida de los presos vip que tiene Catamarca. Ellos consiguen permisos especiales y pueden estar en Clínicas privadas con autorizaciones de funcionarios judiciales sin que puedan justificar desde el punto de vista médico por qué `permanecen tanto tiempo internados, qué diagnóstico médico lo justifica y quién es el doctor que firma ese procedimiento. Afuera o adentro del Penal, la diferencia la hace el dinero.