Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija

Internacional

Después de hablar del coronavirus, a Bolsonaro le llegó el “karma”.

El presidente de Brasil dio positivo al test de covid-19.

Desde el comienzo de la pandemia por el coronavirus, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro no ha hecho más que minimizar el asunto, catalogando a la enfermedad como “una simple gripecita”. No fueron sólo sus dichos, sino su falta de medidas las que posicionaron a Brasil entre los países con mayor tasa de contagios en una escala mundial.  En reiteradas ocasiones exhortó a la población a no utilizar barbijos o tapabocas, además de desalentar el aislamiento social.

  En diálogo con medios nacionales, en asiduas oportunidades  hizo referencia al coronavirus con distintos adjetivos, “en mi caso particular, en el caso de que fuera contagiado, no me preocuparía porque sería una gripecita, un resfriadito” disminuyendo la gravedad de la enfermedad.

 También hizo referencia a la medida sobre la cuarentena que decidieron tomar países como el nuestro, aclarando que no pondrá en riesgo el estatus de su economía para aislar a la población, por lo que, tomando medidas como el distanciamiento social y el limitado contacto entre personas sería suficiente. “Si la economía se hunde, Brasil se hunde. Si la economía termina, cualquier gobierno termina. Mi gobierno termina. Es una lucha de poder”.

 Apuntó a otras gripes que demostraron una tasa de mortalidad más alta a lo largo de la historia: “Llamaré al (Ministro de Salud, Luiz Henrique) Mandetta. No soy médico, no soy una enfermedad infecciosa. Lo que he escuchado hasta ahora es que otra gripe ha matado más que esta”. Ahora bien, a la fecha el número de víctimas por la enfermedad ya supera los 66.000 muertos por covid-19.

 Sin embargo, parece que los grandes líderes no quedan exentos de la “gripecita” ya que informó hoy que dio positivo en un test de covid-19.El mandatario registró síntomas el día lunes luego de asistir a una reunión con todo su Gabinete. Aclaró que luego de haber tenido fiebre como principal síntoma, se siente “perfectamente bien” y que está cumpliendo con las medidas protocolares para evitar el contagio a terceros.

 Haciendo alusión a otra de sus célebres frases  “la vida continúa, no tiene que haber histeria”, esperamos que así sea y  que tenga una pronta recuperación para que pueda retomar sus actividades políticas en la brevedad; y así garantizar la seguridad sanitaria y el cuidado para toda la población brasileña.