Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Presidente
Presidente

El País

El presidente tendrá un encuentro con empresarios cristianos

La reunión se dará mediante videoconferencia.

En las últimas semanas, el presidente de la nación viene teniendo diversas reuniones con dueños de compañías del país. En estos encuentros, el mandatario intenta escuchar propuestas para reactivar la economía en el territorio luego de la crisis que provocó la pandemia del coronavirus. Este martes, Alberto Fernández se encontrará por teleconferencia con empresarios cristianos de Argentina.

El presidente, Alberto Fernández, cerrará hoy, por teleconferencia, el XXIII Encuentro Anual de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas (ACDE). El encuentro empresarial cuenta con la bendición del papa Francisco. Se desarrollará en su totalidad en forma virtual, desde las 9 hasta las 13.30. Esto debido a las restricciones por el aislamiento social por coronavirus.

Según indicaron los organizadores, previo a la exposición del presidente -prevista para las 13.30- el titular de ACDE, Gonzalo Tanoira, dialogará con el secretario general de la CGT, Héctor Daer. Asimismo, señalaron que en la reunión se apelará a la “responsabilidad de los líderes frente a un contexto-país que ofrece una gran oportunidad de trabajo conjunto para contribuir solidariamente a un genuino proyecto de futuro”.

La iglesia avanza en una reforma económica

En 2018 la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) anunció su decisión de renunciar progresivamente a los fondos estatales. Estos actualmente representan unos 130 millones de pesos anuales. Esta semana avanzó en su idea de generar nuevos mecanismos para financiarse. La Iglesia presentó el Programa de Financiamiento Eclesial (FE), destinado al desarrollo de donantes y fondos para solventar las tareas pastorales en el país.

Si bien el aporte que realiza el Estado -que se destina principalmente a pagar las asignaciones mensuales a obispos, párrocos de frontera y seminaristas diocesanos- cubre solamente el diez por ciento del presupuesto total de la Iglesia, es de gran ayuda para las diócesis más pobres. Igualmente, varios religiosos aclaran que necesitan de la ayuda de los fieles para poder recaudar.