Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija

Internacional

Trump excedido: Estados Unidos supera los tres millones de casos positivos.

Estados Unidos es el país con las más altas tasas de contagio y mortalidad por coronavirus.

 Estados Unidos es el país con la mayor tasa de contagiados con coronavirus a la fecha, registró por primera vez 60.000 casos positivos de covid-19 en 24hs; y ya supera las 332.000 víctimas. Siendo, en la actualidad, el único país con cifras tan altas y posicionándose como un gran centro de riesgo de contagio.

 A pesar de ello, el presidente Trump ha declarado que estos nuevos brotes son “inofensivos” y se ha negado a tomar medidas para que la población estadounidense mantenga cuidado. Desde el inicio de la pandemia, se rehusó a hacer obligatorio el uso del tapabocas y se negó a declarar una cuarentena estricta en las zonas con los mayores picos de contagios. Ahora, insiste en retomar actividades cotidianas respecto al trabajo y la educación.

 Para el retorno de las actividades, el CDC (Centro para el Control y Prevención de Enfermedades) puso a disposición recomendaciones para mantener el saneamiento de las escuelas y trabajos, siendo estas: la desinfección constante de espacios y superficies públicas, el establecimiento de barreras físicas, alternar los turnos escolares con las clases online, la distribución de los alumnos, el uso de tapabocas y la clausura de los espacios comunes.

 Sin embargo, el presidente norteamericano expresó que estas medidas son “muy duras y caras” minimizando completamente la gravedad de la situación; pues, en una de sus creencias conspirativas acecha el comunismo chino, al que culpa de poner al mundo, especialmente a los fieles capitalistas, a pender de un hilo. En este contexto, Estados Unidos hizo realidad su retirada de la OMS (Organización Mundial de la Salud).

 Se esperan elecciones para noviembre en las que el presidente presentará su candidatura para una reelección de su gestión. Entre sus últimas decisiones se encuentra la reapertura de la economía frente a cualquier tormenta y el recorte de fondos de sus principales instituciones como la educación pública para aquellos colegios que decidan permanecer cerrados; además de dejar clara su discrepancia con el principal epidemiólogo del país.