Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
ATE Valle Viejo

Política

ATE vuelve a las calles: protesta por la asistencia social para los 40 desempleados de Valle Viejo

ATE manifestó en Valle Viejo. El Gobierno no resuelve el conflicto arrastrado desde diciembre.

En diciembre pasado, antes de la llegada de la pandemia, la crisis ya se hacía sentir en la provincia y el país. Esta mañana, miembros y representantes de ATE se manifestaron en reclamo de la asistencia social prometida por el municipio de Valle Viejo para los 40 contratados dados de baja a finales de 2019. Desde el sindicato justifican la protesta en función del incumplimiento al pedido. El acuerdo ofrecía que se brinde la alimentación a los compañeros y una beca, que comenzarían en julio.

Por su parte, Jonathan Palavecino del sindicato de ATE dijo ayer que al no tener avances luego del compromiso asumido entre las autoridades municipales y provinciales con los 40 empleados contratados, volverían a las calles y así fue. Además, Palavecino recordó ante los micrófonos de una radio en Valle Viejo: “En aquel compromiso ellos habían quedado en brindar asistencia alimentaria a los compañeros y una beca que comenzarían el mes de julio”.

Sin embargo, declaró que hasta el momento no recibieron ninguna noticia sobre la resolución de esta situación. El representante de ATE hizo responsable al Gobierno provincial: “Hemos llamado a la patronal, me he comunicado con el Gobernador que dijo que me comunique con Jorge Moreno, se hizo un teléfono descompuesto que no dan solución”. Palavecino confirmó allí la manifestación en las calles que dependía de lo que se decida, por intermedio de asamblea y así ver cuáles eran los pasos a seguir.

El sindicato no recibió la respuesta y manifestaron hoy. La intendenta de Valle Viejo, Susana Zenteno, no brinda ninguna solución, al igual que el gobernador Raúl Jalil y el ministro Jorge Moreno. El pedido específico del sector es que se entienda a los compañeros, se viven momentos muy duros, en la antesala y ahora en plena pandemia. Los 40 desempleados habían ingresado bajo la modalidad de contrato temporario por 90 días, durante los últimos dos meses de la gestión anterior.

Al momento, desde el municipio siempre manifestaron que la intendenta no estaba dejando afuera a nadie y que no había firmado nada en relación a la baja de ningún tipo de contrato. Aseguran que durante el momento de celebración de esas contrataciones, el plazo de vencimiento se conocía perfectamente. Tanto la municipalidad como el contratado sabían que el plazo expiraba el 31 de diciembre de 2019 y sin intervención alguna de Susana Zenteno.