Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Casa de la Moneda

El País

La Casa de la Moneda imprimirá más billetes de $1.000 y $200

Por la crisis sanitaria se llevan adelante políticas económicas expansivas.

La Casa de la Moneda imprimirá más papeles de $1.000 y $200. Mientras que por su parte, el Gobierno decidió que importará 250 millones de billetes de 500 pesos, es por ello que llamó a una licitación internacional para abastecerse de 500 pesos con el objetivo de evitar un posible faltante de circulante, debido a la pandemia de Coronavirus.

El pasado 7 de julio se convocó a una licitación por parte de la Casa de la Moneda, esto ocurrió luego que desde el Gobierno se tomara la decisión de suspender la emisión de billetes con la nueva denominación de $5.000. A su vez, el Banco Central le había solicitado a la Casa de la Moneda recibir los nuevos billetes de 5.000 pesos entre junio y septiembre por 200 millones.

No obstante, el Presidente Alberto Fernández ordenó la suspensión para emitir los nuevos billetes, con lo que se decidió convocar a la licitación para evitar el posible faltante de billetes ya que la importación representa un gasto más alto para el Estado. Pero le permitirá a la Casa de la Moneda dedicarse a la impresión de los billetes de 1.000 pesos y 200 pesos, que son los que más escasean.

La Casa de la Moneda aclara que en esta licitación internacional por 250 millones en billetes de $500, se dará provisión del sustrato y las tintas y el pedido incluye la primera entrega por 100 millones en agosto, mientras que realizará otra igual en septiembre y otros 50 millones en octubre. Además esperan que la licitación se adjudique aproximadamente en una semana y rechazó el pedido de empresas interesadas en proveer los billetes de alargar los plazos de entrega, debido a la urgente necesidad de abastecimiento.

Todo esto ocurre debido a la crisis sanitaria, por la cual muchos países han tenido que recurrir a una mayor emisión de billetes y por ende los bancos centrales tienen problemas para abastecerse. Finalmente, la Casa de la Moneda, que tiene convenios con Brasil y Chile para abastecerse, fue una opción descartada debido a los altos costos que esto significa.