Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Andalgalá

Política

Piden el secuestro del teléfono del Intendente de Andalgalá

Luego de que los vecinos de Andalgalá vinieran realizando reiteradas advertencias por los defectuosos e insuficientes controles contra el covid-19, desde El Aconquija publicamos una denuncia que se le realizó al Intendente de dicho Departamento. La misma fue realizada por un ciudadano que decidió acercarse a la Justicia tras recibir indiferencia por parte de su Jefe Comunal.

Esta denuncia, además de intimar al Intendente Córdoba, también fue dirigida al Comité Operativo de Emergencias de Andalgalá (COE). Según el suscripto estas autoridades no respondieron ante los pedidos de los vecinos para revisar y controlar como corresponde, según el protocolo, a los transportes y las personas que ingresaban a la ciudad que más adelante dieron positivo en covid-19.

El Aconquija tuvo acceso a este documento legal, cuyo planteo es denunciar a Raúl Eduardo Córdoba por los delitos de: “Incumplimiento de los deberes de ciudadano público; Abuso de poder y/o violación de normativa ASPO (Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio) y/o delitos contra la salud pública”. Los argumentos para condenar al/los responsables son bastantes, pero los más significativos son los escasos o nulos controles al ingresar al Departamento, además de que el Intendente y algunos funcionarios participaron de fiestas y asados cuando la provincia había retornado a Fase 1.

Según dice la denuncia, Córdoba no sólo habría obviado unas advertencias realizada por los ciudadanos sobre el ingreso de personas posiblemente infectadas de Dengue o covid-19. También, según dice el documento, en pleno mes de julio el Intendente participó de un cumpleaños muy concurrido en la Finca Huasan. Además el “18/06/20 también participó de una numerosa reunión (asado y fiesta), en la casa de un funcionario municipal llamado Armando ‘Cuna’ Álvarez, quien es Secretario de Gobierno”.

Por estas y otras acciones que “son de público conocimiento” el denunciante pide que “se formalice la investigación penal”. Es por ello que luego de presentar pruebas como fotografías de los hechos denunciados, se solicitó el secuestro de las constancias registrales de ingreso al Dto. Como así también el secuestro sin previo aviso de los celulares de Agustín Vallespinos y Eduardo Córdoba, con el fin de corroborar las comunicaciones relativas a la presente denuncia, tanto “mensajes de texto, audios comunes y mensajes de Whatsapp entre ambos números”.