Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija

Política

De campaña en plena pandemia: funcionaria entregando pan casero en puesto caminero

Una funcionaria entregó pan casero en un puesto caminero y la foto no faltó.

La pandemia sigue generando actos políticos partidarios de diferentes dirigentes catamarqueños, peronistas y radicales. En esta oportunidad, le tocó a la cuestionada funcionaria Betina Pandolfi que entregó pan casero a un puesto caminero buscando la foto que demuestre o deje constancia del compromiso en la emergencia sanitaria. Pandolfi sueña con ser diputada así que está de campaña en medio de una pandemia mundial.

Pandolfi llegó al cargo de la mano de la ex gobernadora Lucía Corpacci y a pesar de haber tenido un mediocre desempeño fue sostenida en la función por el actual Primer mandatario, Raúl Jalil. De acuerdo a la historia, con un currículum pobre, Pandolfi aspiraba a ocupar una banca en Diputados y hasta se conformaba con una concejalía pero el año pasado quedó afuera de la lista a pesar de que estuvo de guardia en el Partido casi 48 horas sin dormir.

Pandolfi se había manifestado abiertamente corpaccista y se jugó por la continuidad de la ex gobernadora lazando dudas sobre la figura política de Jalil, lo que la complicó a la hora de seguir en el cargo de Adultos Mayores y tampoco le favoreció para cumplir su sueño de ser diputada o edil capitalina. Betina es hija de una gran dirigente y le aterra no poder ocupar mayores cargos a pesar de no tener otra capacidad más que el fanatismo ideológico.

Se cuestiona qué hizo con los recursos que eran para los abuelos y el cobro de pensiones de personas internadas en los asilos de ancianos de Catamarca, pero, a pesar de las denuncias, la impunidad del oficialismo le ha servido para esconderse y no dar explicaciones. Al marido se lo ha visto muchas veces subiendo cosas del ministerio de Desarrollo Social con destino incierto y hasta se desconfía de donaciones de Gendarmería que jamás llegaron los beneficiarios.

Pandolfi nunca dejó de hacer política partidaria, menos ahora, en época de emergencia sanitaria. El objetivo es el mismo, ser legisladora, cueste lo que cueste. Sabe que su mediocridad no tiene futuro como funcionaria del Ejecutivo así que su plan es salvarse siendo diputada provincial. El tiempo se acaba por eso es que no se puede esperar que pase la pandemia para volver a hacer política partidaria, las próximas elecciones están a la vuelta de la esquina.