Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
IVA leche

Información general

De qué se tratan los cambios en el IVA a la leche

La Nación envió al Congreso un proyecto de modificaciones al IVA para la industria lechera.

En los últimos días se viralizó información a través de las redes sociales sobre la ley de IVA a la leche. Esta ley data de 1997 y plantea que distintos tipos de leches deben pagar 0%, pero por las mejoras tecnológicas muchas leches hoy están excluidas de ese beneficio y tributan el 21%. El Gobierno nacional propuso a través de un proyecto de ley eliminar este beneficio y que todas estas leches paguen un 10,5% de IVA.

La Nación envió al Congreso un proyecto de ampliación del presupuesto mediante el cual, además de aumentar el gasto, plantea modificaciones en el Impuesto al Valor Agregado (IVA). Este impuesto se cobra a algunos tipos de leches en el país, lo cual generó diferentes críticas. Algunas leches pasarían de un IVA 0% a 10,5%, mientras que otros tipos de leches bajarían de 21% a 10,5%.

El Gobierno propuso igualar el IVA de leches con distintos tratamientos y que tributen un 10,5%, cuando actualmente algunas están exentas y otras tributan un 21%. La ley del IVA es de 1997 y su decreto reglamentario fue publicado en 1998. En la ley de entonces se exime de este impuesto a “la leche fluida o en polvo, entera o descremada sin aditivos” sólo en la venta al consumidor final.

La reglamentación aclara que esa excepción del impuesto se refiere a las leches entera pasteurizada, entera seleccionada pasteurizada, descremada, parcialmente descremada, con crema o en polvo. Al haber mejoras tecnológicas en los últimos años que generaron que ciertos tipos de leches, como las ultrapasteurizadas, no estén incluidas en esa exención y, por ende, paguen actualmente un 21% del IVA. Si bien el espíritu de la ley era eximir del pago del IVA al consumidor final de las leches, actualmente algunas están exentas y otras, en cambio, tributan un 21%.

Si se aprueba el proyecto oficial, algunas leches pasarían de un IVA al consumidor final del 0% a 10,5%, mientras que para otros tipos de leches el impuesto bajaría del 21% que tributaban actualmente al 10,5%. Hay otros tipos de leches, como la chocolatada, saborizadas o condensadas, que no están incluidas en las excepciones de 1997 ni en este proyecto de ley, por lo que seguirían tributando un 21%.