Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Barot

Política

Municipal quedó sin trabajo porque su mujer le dio un “Me Gusta” al senador Barot

Lo dejaron sin trabajo a un contratado porque la mujer comparte en las redes sociales la ayuda a un merendero.

Los celos políticos pueden llevar al ridículo. En Los Altos colaboradores del intendente, Rafael Olveira dejaron sin trabajo a un contratado porque la mujer del extrabajador comparte en las redes sociales la ayuda a un merendero por parte del senador de Santa Rosa, Raúl Barot. La desvinculación y la razón de la misma fueron comunicadas por el secretario de Acción Social del municipio, Pablo Figueroa.

De acuerdo al testimonio de Lilia Romero, todos los que tengan un vínculo con el legislador Barot están marcados y según dijo es una clara persecución política a su pareja, César Ariel Colombres. Lo curioso es que el hombre no tiene nada que ver y era un excelente trabajar por lo que la razón del despido es la participación de la mujer en el Facebook en relación con la colaboración del senador santarroseño con el funcionamiento de un merendero vecinal.

Romero le apuntó a Figueroa, quién habría dicho que “él (por Colombres) sabía que no tenía que compartir lo que hace Raúl Barot”. Resulta increíble que pague el obrero perdiendo el trabajo por la libertad de expresión de la mujer en una circunstancia solidaria donde interviene el senador ayudando debido a la emergencia sanitaria y económica. En este caso, la colaboración y la publicidad de esos recursos se tradujeron en celos que se le facturó a un pobre tipo laburante.

Colombres estuvo contratado durante 6 años. Escuchó promesas de pase a planta permanente en todas las elecciones. Es familiar de la presidenta del Concejo Deliberante, Elsa Colombres, pero no pudo hacer nada ante semejante atropello. Lila se mostró desconcertada y recordó que Barot fue en la misma lista peronista en la última contienda electoral con el Intendente de Los Altos y el hijo del jefe comunal, Adrián Olveira, que ahora es concejal.

La pregunta es si Rafael avala estos manoseos al trabajador o son cosas de los colaboradores que llegaron colgados del saco del Intendente y temen quedar sin laburo si la dinastía Olveira no continúa. Temen un cambio en el Ejecutivo de la mano de Barot que en este momento juega como legislador y sospechan de sus intenciones de suceder al lord mayor de Los Altos. Acaso Barot así lo dejó entrever o los funcionarios de Rafael están viendo al fantasma de “Ruly” en todos lados.