Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija

Política

La casa no está en orden: en la UCR de Catamarca habría una “frágil legitimidad” en la actual conducción

Los integrantes de la línea interna radical FAPRA le comunicaron al presidente del partido su preocupación respecto a “la salud institucional de nuestro partido”.

Desde el FAPRA, el sector interno de la UCR local que tiene como referente al ex intendente de Capital, Ricardo Guzmán, presentaron una nota al presidente del partido, Alejandro Páez,  para expresar su preocupación y malestar por la situación institucional del partido y denunciaron una “frágil legitimidad” en la actual conducción de dicho partido opositor.

El integrante del FAPRA, Fernando Navarro, manifestó que le comunicaron al presidente del partido, la preocupación respecto a “la salud institucional de nuestro partido”. Entre los temas que motivaron al mencionado comunicado que se entregó al presidente del comité provincia de la UCR, se encuentra el pedido de reactivar el proceso de elección de autoridades, puesto que existe una “frágil legitimidad”.

Navarro manifestó que “urge asumir todas las diligencias idóneas orientadas a acelerar el proceso de diálogo que derive en acordar una reforma parcial de la Carta Orgánica partidaria que (de una vez por todas) garantice a los afiliados contar con una herramienta normativa que asegure reglas elementales de democracia interna”.

También advirtió acerca de  “la frágil legitimidad política que ostenta la actual conducción partidaria que se encuentra en posesión de los cargos partidarios en la actualidad a raíz de la prórroga de mandatos”. Por lo cual, remarcó la “imperiosa necesidad de que se convoque a la convención partidaria y se active el proceso de renovación de autoridades partidarias a fin de contar con un cronograma claro y preciso que derive en una conducción con adecuada legitimidad”.

Finalmente, desde el FAPRA afirmaron que la cuarentena no es excusa para mejorar la institucionalidad del partido: “las medidas adoptadas sobre la aplicación del distanciamiento social no pueden resultar impedimento alguno para el normal funcionamiento de las instituciones fundamentales de la democracia y deberán las autoridades partidarias evaluar mecanismos que permitan la realización de la convención partidaria”.