Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija

El País

Luego del arreglo de la deuda externa, ¿cuáles son las prioridades de Alberto Fernández?

Desde Nación ya están planeando las próximas medidas económicas para luchar contra la pandemia.

Después del sorprende arreglo de la deuda externa, el presidente Alberto Fernández busca ir por más. Y es que desde Nación ya están planeando las nuevas prioridades, luego del acuerdo con los bonistas. Fernández resaltó que el logro es el resultado de “todo un gobierno” y que en esta discusión no hubo “ningún doblez interno”. “Termina un día muy largo e intenso para nosotros, pero muy importante y alentador para el país”, publicó el mandatario en sus redes luego de la negociación.

“Es tan importante que entendamos la unidad y entendamos que podamos tener matices, pero que en el fondo, en los objetivos finales no tenemos diferencia. Eso es importante que lo entendamos todos. Lo que hemos logrado es el resultado de todo un gobierno, de todos”, expresó. En este sentido, buscó priorizar los pasos a seguir “pos arreglo deuda externa” y aclaró que tiene 3 objetivos primordiales: la generación de inversión y de trabajo; y que lo que se produzca se exporte lo más que se pueda.

Por lo cual,  detalló cinco pasos para llevarlos adelante: desendeudamiento, acumulación de reservas, dólar competitivo, equilibrio fiscal y superávit comercial. “Todo lo que hagamos en política debemos respetar estas cinco reglas e ir buscando esos objetivos”, afirmó. Ahora que la deuda ya no será una fuerte limitación en la economía, Fernández pretende asumir nuevos compromisos que “no afecten al crecimiento futuro”.

Sin embargo, es inevitable estando a más de mitad de año, no poner en discusión qué pasará con el Presupuesto 2021 luego del arreglo de la deuda: “Ahí vamos a tener que hablar. Hay que poner un tipo de cambio, como se planifica el financiamiento, que hacemos con el endeudamiento necesario. Es la primera vez que va a tener que aparecer un programa”.

No obstante, Fernández considera que “resolvimos una deuda imposible en la mayor crisis económica que se recuerde”. Si bien se pudo evitar la caída del país en un profundo default, ahora hay que esperar las conversaciones con el FMI  para ver cómo continúan las conversaciones y cómo será el impacto mundial de la negociación.