Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Auto
Auto

Política

Falta el perro nomás: auto de prevención municipal usado para uso familiar

El funcionario es de la Capital.

Una vez más el descontrol del parque automotor de Catamarca vuelve a ser noticia por el mal uso que le dan los funcionarios. Todos los días los lectores de El Aconquija mandan fotos de los vehículos de los municipios que los empleados usan para beneficio propio. En esta ocasión, fueron los vecinos de la Capital quienes enviaron una imagen que compromete a un empleado municipal. En la misma, se observa que este hombre, que vive en calle Polonia antes de Av. San Juan Bautista, utiliza un auto de prevención para llevar a su familia.

Los malos manejos en los municipios catamarqueños es algo común desde hace muchos años. Los funcionarios se toman atribuciones que no les corresponden y abusan del poder que el ciudadano le concedió mediante el voto. A pesar de que esto es algo habitual, no hay que normalizarlo. Esos vehículos se compran con el dinero del pueblo. Por eso, se deben usar para cumplir una función que beneficie a la comunidad.

En la jornada de este domingo te contamos que en el municipio de Belén hay dos camionetas desaparecidas, que nadie sabe donde están. Hay cientos de ejemplos publicados por El Aconquija. Por caso, las ambulancias guardadas en el galpón de Fiambalá, los vehículos oficiales que no están disponibles para la gente pero que los funcionarios de Tinogasta se llevan a la casa. También está la ambulancia que el intendente Ríos estaciona en la puerta de su vivienda por “seguridad”.

En la tarde de este lunes, lectores de El Aconquija mandaron una foto que compromete a un funcionario del municipio capitalino. En la misma se puede ver a este hombre usando el vehículo de prevención de la intendencia de San Fernando del Valle de Catamarca para transportar a su familia. La foto la sacaron en el norte de la localidad. Los vecinos aseguran que este empleado municipal, calle Polonia antes de Av. San Juan Bautista, usa siempre el auto para hacer sus cosas.

El intendente de la localidad debe tomar cartas en el asunto para ordenar el parque automotor de su municipio. Este auto no puede ser usado por este funcionario para uso personal. El vehículo le pertenece a toda la comunidad, que con sus impuestos paga el combustible y el mantenimiento. Igualmente, más allá de la decisión que tome Saadi, esto tiene que ser evaluado por las autoridades provinciales. Es una práctica común que debe dejar de realizarse.