Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Puerta del Infierno

Internacional

¿Por qué la “Puerta al Infierno” no para de crecer?

Un cráter en Rusia aumenta de tamaño cada día más y preocupa a la comunidad científica.

Este enorme cráter, llamado el cráter de Batagaika o conocido comúnmente como la Puerta al infierno”, se encuentra en Siberia, Rusia y aumenta de tamaño de forma alarmante. Se trata de una estructura geológica que crece en tamaño hasta 30 metros por año.  Esta llamativa formación geológica, producto y consecuencia del  hombre, ha alertado a toda la comunidad  científica, llegando a ser tendencia en redes sociales por la explicación de la Doctora en Físicas, Mar Gómez.

Actualmente la “Puerta al infierno” mide 1km de largo, 800 m de ancho y hasta 100 m de profundidad, pero sigue creciendo. “El problema es que las temperaturas siguen subiendo, el cambio climático no se frena y la Puerta del Infierno se hace cada vez más grande. Un reciente estudio ha llegado a la conclusión de que su tamaño es tan importante que, aunque consiguiéramos revertir el calentamiento global, sería imposible que el cráter se cerrara de forma natural” expresa en su cuenta de Twitter Mar Gómez.

Existen diversos cráteres que se encuentran cerca del Círculo Polar Ártico que, con el aumento de las temperaturas, se derriten y el suelo cede. La científica explicó que en durante los años 60 hubo una gran tala de de bosques y que esto aceleró la problemática: “Esta deforestación implicó que en los meses de verano el terreno dejara de estar protegido por la sombra de los árboles”.

“Los científicos aseguran que se trata de una ventana única al pasado, ya que aquí se encuentra un registro detallado de 200.000 años de historia del clima de la Tierra. Restos de árboles, polen y animales revelan que antiguamente la zona fue un bosque denso. En su interior se han reportado extraños ruidos. Se ha comprobado que se deben a fuertes desprendimientos de tierra” afirmó la científica.

Además Gómez explicó que “dentro del gran agujero, paleontólogos ha hallado restos de bisontes, mamuts, caballos, alces y renos de hace 4400 años. Sin embargo no es un caso único, ya que los científicos han encontrado otros cráteres a pocos cientos de kilómetros de distancia”.  Esta suerte de valle, ayuda a comprender la preocupante situación que vivimos en la actualidad debido al cambio climático y cómo será el futuro en muchas regiones del mundo si no lo llegamos a prevenir pronto.