Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Valle viejo
Valle viejo

Política

Volvió Susana: Municipales reclamaron ropa y los mandaron a Barrido y Serenos

Un reclamo laboral termina con un memorándum, ¿era necesario?

La intención de los trabajadores era buena, conseguir mas equipamiento para sus condiciones laborales, como son las mejoras en la seguridad, tales como botas de trabajo adecuadas. En cuanto a la prevención y cuidado de la higiene, los trabajadores han mencionado el reclamo, considerando las situaciones de riesgo en pandemia. Un hecho que podría suceder en cualquier lugar del mundo, pero nos trae de regreso a Catamarca.

Susana Zenteno, actual intendente de Valle Viejo ha regresado a sus actividades laborales, y como consecuencia actúa de la manera menos esperada para beneficiar a los trabajadores del pueblo. Recordemos que hace una semana El Aconquija trató en profundidad el tema. Los trabajadores no tienen otra opción que realizar sus actividades laborales sin seguir las normas de prevención del virus Covid-19.

Tras el reclamo liderado por los trabajadores, en el que se planteaba la finalidad de resolver estas cuestiones, las autoridades de la municipalidad de Valle Viejo han dado como respuesta -totalmente lamentable- un memorándum. La respuesta del ejecutivo municipal, quien representa el Frente de Todos, muestra dicho memorándum en el que tiene como objetivo final la designación obligatoria de los trabajadores a prestar servicio.

De los dos casos presentados están designados a prestar servicio en la Dirección de Infraestructura Vial y Mantenimiento, particularmente el Departamento de Serenos y el Dpto. de Barrido. Un hecho lamentable para una resolución tan importante como lo es mantener las condiciones laborales municipales. El trato con los empleados debería ser óptimo para la consolidación de un trabajo digno como debería representar los el trabajo municipal.

Los sindicatos luchan constantemente para mantener las calidades de trabajo, pero el problema con la Municipalidad parece ir tejiendo un problema que es interminable. El problema viene de raíz, cuando se supone que la Municipalidad debería dar el ejemplo y no presentando más desigualdad del que se viene acumulando. Es lamentable que por exigir la mejora de las condiciones laborales la respuesta de la municipalidad sea el castigo de barrer o cumplir como sereno.