Connect with us

Hola, ¿Qué estás buscando?

El Aconquija
Tinogasta
Tinogasta

Policiales

Atropello policial en Tinogasta: los hicieron desnudar y lavar la celda

Policías de Tinogasta obligaron a los detenidos a desnudarse y lavar la celda.

Ayer, Horacio Suárez publicaba en su Facebook una especie de crónica policial de ficción. Lo cierto es que es su testimonio frente al atropello policial en Tinogasta donde hicieron que los detenidos se desnuden y limpien la celda. El relato de Suárez comienza: “Esto me pasó anoche, como mucha gente fui víctima de la violencia policial. Por suerte puedo ponerlo en palabras… ¿Hasta cuándo seguiremos soportando y permitiendo su impunidad?”.

Titulada como “Crónica de un secuestro”, Suárez brinda detalles: “A los que vivimos del turismo, esta cuarentena nos obligó a reinventarnos. Yo soy periodista turístico hace 15 años y tengo unas cabañas en Fiambalá”. Suárez es empresario del sector del Turismo y remarca que hace 6 meses que no facturan ni viajan a ningún lado. El hombre especifica que no recibió subsidio de ningún tipo y con mucho esfuerzo inauguró, hace 15 días, un espacio cultural con restobar en Tinogasta.

En episodio se dio cuando un vecino denunció a Suárez por reunión social cando estaba dejando a su acompañante en su casa al volver del negocio, empezó la pesadila. Cabe recordar que los horarios que permiten de apertura a los locales de comida es hasta las 20 h y al hacer deliverys está permitido hasta las 23:30 h. La denuncia pública señala que el sábado por la noche un grupo de individuos armados y de escasa instrucción los abordaron con prepotencia.

Estaban sin identificarse: “Ingresaron al domicilio y nos cargaron en las cajas de dos camionetas”. Suárez agrega que en todo momento hicieron oídos sordos, y les indicaron que lo expliquen en la comisaría. Una vez en la sede policial de Tinogasta: “Nos hicieron ingresar a una sala, donde un par de efectivos, violentamente nos desnudaron, nos requisaron y nos maltrataron como a delincuentes. Posteriormente nos hicieron ingresar a las celdas sin ningún tipo de protocolo de cuidados por el coronavirus”.

Suárez afirma que al llegar la madrugada una policía de manera humillante los hizo limpiar la celda entre todos. En una noche helada solo contaban con una frazada para 10 personas para protegerse. Por el frío, el esfuerzo al subir la camioneta y los nervios sintió un fuerte dolor abdominal. Luego de casi una hora de súplicas lo llevaron al hospital, fue revisado por el médico y liberado. El comunicado finaliza: “Basta de la violencia policial. No volvamos a los oscuros tiempos de la dictadura que tristemente ya vivió nuestro país”.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *